Se enfrentan panistas, priistas y policías en Yucatán

martes, 3 de julio de 2012
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Panistas, priistas y policías se enfrentaron esta tarde a las puertas de la sede municipal del Instituto de Procedimientos Electorales y Participación Ciudadana (Ipepac) en Tizimín, con saldo de varios lesionados. El conflicto, suscitado a unas horas de que arranque el cómputo oficial de los comicios concurrentes del domingo 1, estalló por el presunto intento de robo de la paquetería electoral del que panistas y priistas se culpan mutuamente. Según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que cerró con 97.61% de las actas computadas, el PRI aventaja en la contienda por la alcaldía de ese municipio con 16 mil 298 votos contra 15 mil 626 del PAN. Tizimin, que en términos económicos es el segundo de mayor importancia en la entidad, actualmente es gobernado por el PAN, además de que es uno de los 15 donde ese partido pretende impugnar la elección de alcaldes. Según la versión de los panistas, el enfrentamiento ocurrió luego de que elementos de la policía estatal fueron sorprendidos cuando saltaban la barda de la sede del Ipepac municipal, llevándose lo que parecían ser paquetes electorales. En respuesta, los uniformados golpearon a los ciudadanos que trataron de impedir su fuga, incluidos niños y mujeres. “No se sabemos si lograron llevarse el material electoral. Hay un montón de gente golpeada. A un niño lo atropellaron y patearon los antimotines”, aseguró el diputado local panista, Pedro Couoh Suaste, cuyos hijos Pedro y Alejandro, resultaron también con lesiones. El alcalde de Tizimín, José Dolores Mezo Peniche, dijo que los policías estatales “nos lanzaron diez granadas lacrimógenas y nos privaron de la conciencia un rato. Yo vine a calmar las cosas y hasta a mí me golpearon”. El comandante de la policía municipal, Fredy Aranda Herrera, también resultó lesionado. De acuerdo con el presidente del Consejo General del Ipepac, Fernando Bolio Vales, desde las 15:30 recibieron reportes de que la ciudadanía se estaba comenzando a arremolinar, por lo que los funcionarios electorales solicitaron la intervención de la Secretaría Seguridad Pública estatal (SSP) para resguardar la sede municipal en Tizimin. Y aseguró que nada fue robado del lugar. Policía cuidó reparto de despensas: PAN Por la noche, el dirigente estatal del PAN, Hugo Sánchez Camargo, destacó que acudió a la oficina de la gobernadora, la priista Ivonne Ortega Pacheco, para exigirle que la policía estatal deje de entrometerse en el proceso electoral, pues antes de la jornada los uniformados fueron utilizados para vigilar el reparto de despensas para la compra del voto y ahora para robar la paquetería electoral. “Fuimos a pedirle a la gobernadora que calme a su gente, ellos fueron los que detonaron el problema”, aseguró, y dijo que “para variar Ortega Pacheco no estaba en su oficina”. Los canalizaron con el subsecretario de Gobierno estatal, Clemente Escalante Alcocer, “quien sólo nos hizo perder el tiempo”, por lo que, frente a él, “llamé al subsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila, para enterarlo de la situación”. Añadió que pidió al alcalde de Tizimín tratar de calmar los ánimos de la gente, pero entonces llegaron más policías antimotines. “Esto no es problema de partidos, es otra vez una agresión artera a ciudadanos que están afuera de los consejos municipales, como en otros lados, y la policía estatal o no sabe lo que está haciendo o tiene instrucciones precisas”, comentó. Por su parte, el líder estatal del PRI, Luis Hevia Jiménez, reviró que “es el cinismo más grande que he escuchado”. Y condenó los actos violentos de los que responsabilizó a “un grupo de choque de más de 500 panistas, encabezado por el presidente municipal de Tizimín, José Dolores Mezo Peniche, que intentaban robarse las urnas de la elección a alcalde de dicho municipio”. Según su versión, esta tarde “los integrantes del grupo de choque panista agredieron a ciudadanos, patearon puertas de predios cercanos al local del Ipepac en el municipio, e intentaron entrar a éste por la fuerza para sustraer paquetes electorales, furiosos porque no aceptan la derrota de su partido en ese municipio”. Aseguró que “toda esta operación fue con el consentimiento de la policía municipal por la instrucción y presencia del presidente municipal actual, el panista José Dolores Mezo Peniche, quien alentaba a estas personas a violentar la paz y la tranquilidad del municipio”. Añadió que “una decena de priistas de Alerta Ciudadana y ciudadanos que resguardaban el local, lograron contener a los inconformes, pero sufrieron lesiones por las agresiones de los panistas”, y argumentó que personal de la SSP acudió para resguardar las instalaciones del Ipepac y proteger las urnas. Asimismo, exigió que las autoridades municipales, y en particular el alcalde, “saquen las manos del proceso electoral y, en especial, se evite dividir a los ciudadanos con base en la violencia y las agresiones, cuando su labor es garantizar la seguridad de sus habitantes”.

Comentarios