Protestan campesinos en Veracruz por obras incumplidas

miércoles, 8 de agosto de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- Alrededor de un millar de campesinos integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) marcharon este miércoles por calles de esta capital para protestar por más de 160 obras incumplidas. Más de 20 organizaciones agrarias, provenientes de aproximadamente 50 municipios de Veracruz, exigieron solución a los problemas del campo, pero sobre todo cabal cumplimiento a las promesas que les hicieron en las campañas electorales. Con protestas en las sedes de las secretarías de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa), Desarrollo Social (Sedesol) y Educación, así como en el Fondo Nacional de Apoyos para Empresas en Solidaridad (Fonaes) y el Palacio de Gobierno, los campesinos recordaron el 133 aniversario del natalicio de Emiliano Zapata. Con machetes en mano, exigieron al gobierno de Javier Duarte que cumpla con los apoyos prometidos a los habitantes de la Sierra de Misantla, Jalcomulco, Actopan, Yecuatla, Alto Lucero, Jilotepec, Tlaltetela y Naolinco, entre otras demarcaciones rurales. Ante el caos vehicular que desató la protesta en las avenidas Juan de la Luz Enríquez, Lázaro Cárdenas, 20 de Noviembre y Américas, consideradas las principales arterías de Xalapa, el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, organizó una reunión privada con cada uno de los 20 líderes que integran el CAP. Antes, en las instalaciones de la Sedarpa, los campesinos aglutinados en el CAP exigieron los más de 44 millones de pesos que el gobierno estatal les adeuda por concepto de fertilizantes, maquinaria y tractores, así como apoyos para cafetaleros y subsidios para la cría del ganado. Según los inconformes, esos apoyos pendientes tienen en la incertidumbre a más de 500 familias de las 20 organizaciones adheridas a su organización. En las cercanías de la Sedesol, cuyo titular es el exalcalde de Coatzacoalcos, Marcelo Montiel Montiel, un contingente menor de campesinos bloqueó cuatro calles para reclamar los pisos firmes, bultos de cemento, varillas, atados de láminas y otros materiales para vivienda que fueron prometidos hace más de un año, desde antes del proceso electoral del pasado 1 de julio. “Nos prometieron cemento, cal, varillas, atados de lámina, muchas cosas, lo hicieron antes de las elecciones, pasó el proceso electoral y no tenemos nada”, puntualizó Elizabeth González, miembro del CAP. Añadió que la deuda con las organizaciones no es en efectivo sino en especie, de manera que les deben 300 atados de lámina de zinc, 200 toneladas de cemento y unos 2 mil metros de guarniciones. La mayor concentración de la marcha campesina se dio en Palacio de Gobierno, donde se dieron cita todos los contingentes agrarios. Las puertas del edificio donde despacha Duarte fueron cerradas y sólo se permitió la entrada de una comitiva a la oficina de la Secretaría de Gobierno para dialogar con Buganza Salmerón.

Comentarios