Concluyen análisis de restos óseos de presuntos indocumentados en Chiapas

viernes, 21 de septiembre de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Expertos forenses argentinos y mexicanos concluyeron este viernes los trabajos de exhumación y análisis de los restos óseo de más de 70 personas sepultadas en 30 fosas comunes de Tapachula, a donde han ido a parar indocumentados centroamericanos, en su mayoría, que han muerto en su intento por cruzar el país contra destino a Estados Unidos. El Banco de Datos Forenses de Migrantes del estado de Chiapas recordó que los trabajos iniciaron el pasado 20 de agosto a petición de diversas organizaciones humanitarias centroamericanas. “Se tomaron muestras de los restos recuperados para ser sometidas a análisis genético con fines identificatorios (sic), que se realizarán en un laboratorio de Estados Unidos de América especializado en extracción de ADN de hueso. Los perfiles genéticos que se obtengan de dichos restos serán comparados con aquellos correspondientes a familiares de inmigrantes no localizados (MNL) de los bancos de datos forenses de El Salvador, Honduras, Chiapas y de Guatemala”, destacó hoy el Banco de Datos. Señaló que los restos exhumados permanecerán en dependencias de los Servicios Periciales de la ciudad de Tapachula hasta que sean identificados; y aclaró que hasta el momento no se tiene ninguna identificación de los restos exhumados, como han difundido algunos medios locales. En la investigación inicial realizada en el panteón Jardín, se esperaban encontrar en las zonas excavadas 23 fosas con 58 restos, sin embargo, al extraer en esos sectores se encontraron 30 fosas con 73. “Debido a que se encontraron 7 fosas y 15 restos más de lo estimado en el mapeo preliminar, no se pudieron recuperar todos los restos no identificados desde el 2000 hasta la fecha inhumados en el cementerio Jardín. En este sentido, se espera poder realizar una segunda etapa en el año 2013 para completar este trabajo junto con la exhumación de restos no identificados del panteón de Ciudad Hidalgo”, señaló hoy la dependencia en breve comunicado. El responsable de las excavaciones y exhumaciones fue el Banco de Datos Forenses de Migrantes de Chiapas, con autorización y coadyuvancia de la Procuraduría General de Justicia del estado y sus Servicios Periciales. Dicho banco está integrado por el Consejo Estatal de los Derechos Humanos, a través de la Comisión de Atención a los Derechos Humanos de los Migrantes, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes, la Red de Apoyo a Migrantes en Chiapas y el Equipo Argentino de Antropología Forense. Según el Banco de Datos, con las muestras se espera que haya identificaciones que permita esclarecer el destino de inmigrantes no localizados, “brindando certidumbre a familias en todo Centroamérica que esperan una respuesta sobre la suerte corrida por su familiar”. La segunda semana de octubre se realizará la capital del estado una conferencia de prensa para ampliar la información sobre los trabajos de exhumación de los restos recuperados en el panteón Jardín de Tapachula.

Comentarios