Alardea Duarte sobre solvencia financiera municipal

jueves, 17 de enero de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador Javier Duarte festinó que ningún ayuntamiento de la entidad se encuentre en quiebra o sin solvencia económica para pagar sueldos y salarios, “como sucede en otras estados”. Lo que no dijo es que el Congreso local sigue autorizando créditos a alcaldes para que puedan solventar sus compromisos y realizar obras públicas en el último año de gestión. Por ejemplo, el martes pasado el Congreso veracruzano autorizó a los municipios de Coatzintla, Jalancingo y Río Blanco contratar créditos con el Banco Nacional de Obras (Banobras) por un monto global de 42 millones de pesos, con el fin de reactivar la obra pública. En diciembre último, el Congreso local autorizó a La Antigua, Chumatlán, Tlacotepec de Mejía, Aquila, Chicontepec y Nogales de contraer deuda por 37 millones de pesos. Duarte aseguró en entrevista que “Veracruz no necesita ser rescatado” por el gobierno federal, a diferencia de otras entidades federativas, pues en el estado que gobierna hay una situación de crecimiento, de desarrollo y de estabilidad. Llegar a ese punto costó “mucho esfuerzo para poner orden en la casa”, agregó. “En el caso de los ayuntamientos, éstos tienen problemas de liquidez. Estamos apoyándolos, como lo hice en diciembre, de forma solidaria, subsidiaria, pero ningún municipio veracruzano está en suspensión de pagos; sí tienen problemas económicos y de administraciones financieras anteriores, como fue mi caso”, dijo en alusión al gobierno de su antecesor Fidel Herrera Beltrán. De acuerdo con la deuda registrada por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, 205 de los 212 ayuntamientos de Veracruz tienen pasivos con bancos y otras instituciones como Banobras e IMSS, y otro tanto enfrenta litigios con extrabajadores, lo que compromete en este 2013, al menos 25% de su presupuesto y participaciones federales, una cifra de deuda estimada en 3 mil millones de pesos. Pese a ese clima adverso, el mandatario aseguró que su gobierno ha sido responsable y transparente, pues se han tomado medidas adecuadas para tener una fortaleza financiera. Sobre la cascada de solicitud de autorización de créditos que ha llegado al Poder Legislativo, adujó que el déficit, cuando se utiliza como instrumento de obra, no siempre es negativo, incluso ante la prensa, recurrió a sus conocimientos como economista. “El déficit es un instrumento, si se ocupa correctamente, responsablemente, es una medida buena. Lo primero que nos enseñan en economía es que ni el déficit es malo, ni el superávit es bueno; son herramientas. Entonces, cuando se ocupa correctamente y se aplica a lo que se debe de aplicar como el progreso y el desarrollo, puede ser positivo”, explicó. De acuerdo con el diputado local del PAN, Juan Carlos Castro, en diciembre pasado llegaron al Poder Legislativo 80 solicitudes de adelanto de participaciones federales y de autorización de créditos, para que los municipios de Veracruz solventaran compromisos financieros. De forma pública, el año pasado, la tesorería de Fortín de las Flores fue intervenida al declararse en quiebra; además ayuntamientos como Cosamaloapan, Tierra Blanca, Ursulo Galván, Hueyapan de Ocampo, Coatzacoalcos, entre otros, se han quejado de su falta de liquidez y de tener que recurrir al recorte de personal y al rezago en el pago a proveedores.

Comentarios