Cae el policía que retuvo al padre Solalinde en Oaxaca

viernes, 18 de enero de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- En cumplimiento de una orden de aprehensión librada por un juez fue detenido el policía municipal Omar Reyes Miguel, quien con un grupo armado retuvo ilegalmente al padre Alejandro Solalinde y a tres de sus escoltas el 30 de diciembre de 2011, confirmó hoy el subprocurador Juan Pérez Sánchez. El funcionario precisó que agentes estatales detuvieron el jueves 17 a Reyes Miguel, quien ya fue puesto a disposición del juez mixto de María Lombardo. De acuerdo con el expediente penal 43/2012, se instruyó orden de aprehensión en contra de Omar Reyes por el delito de abuso de autoridad en contra del defensor de migrantes y tres de sus escoltas. Según los expedientes DDHPO/002/RIX/(10)/OAX/2012 y DDHPO/015/RIX/(10)/OAX/2012, el 30 de diciembre de 2011 un grupo armado que opera en el municipio de San Juan Mazatlán, con la anuencia de la autoridad municipal, encarceló a Solalinde y a sus escoltas Rubén Fuentes Bonifacio, Luis Alberto García Mendoza y Héctor Martín Maldonado Pérez. Solalinde Guerra manifestó que cerca de las cuatro de la tarde de ese día, al llegar a un retén ubicado en la entrada de San Juan Mazatlán, fue abordado por una persona armada con un rifle AR-15, quien los cuestionó sobre el motivo de su visita. Posterior a ello, el religioso y sus acompañantes fueron conducidos a la agencia municipal, en donde el ciudadano José Raymundo Fabián preguntó por qué traían armas de fuego. Luego, el agente municipal ordenó que fuera revisado el vehículo en el que se trasladaba Solalinde y sus escoltas, ello ante la presencia de un grupo de veinte sujetos armados, acusando al activista de traer armas de fuego escondidas en la unidad de motor. También golpearon a los escoltas, les quitaron sus pertenencias y los presentaron ante la asamblea general de ciudadanos, en donde el quejoso explicó a los habitantes de la población el motivo de su visita. Sin embargo, le exigieron firmar un acuerdo para dejarlo salir de la comunidad, en el que reconocía traer armas de fuego escondidas y que quería romper la cadena para salir, documento que se negó a firmar al no estar de acuerdo con su contenido. Al lugar, agregó, se presentaron elementos de la Policía Estatal, quienes coadyuvaron para que se permitiera al sacerdote y sus acompañantes salir de la comunidad. Por estos hechos, la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió la recomendación 12/2012 a las autoridades de San Juan Mazatlán, al considerar que fueron vulnerados los derechos a la libertad, integridad y seguridad personal del fundador del albergue Hermanos en el Camino.

Comentarios