Piden a Moreno Valle frenar ataques contra opositores a hidroeléctrica

martes, 29 de enero de 2013
PUEBLA, Pue. (apro).- Las organizaciones civiles que trabajan en la Sierra Norte y se aglutinan en el Consejo Tiyat Tlali solicitaron las intervención del gobernador Rafael Moreno Valle para frenar las acciones de violencia contra los habitantes del municipio de Olintla, quienes se oponen a la construcción de una hidroeléctrica. En un escrito dirigido a Moreno Valle, el colectivo denunció que persisten el bloqueo a la comunidad Ignacio Zaragoza, así como las hostilidades contra habitantes de Olintla, por lo que éstos determinaron que no había condiciones para realizar la reunión pactada para este martes con autoridades y representantes de Grupo México. Además de solicitar una audiencia, las agrupaciones piden al gobernador en la misiva que haga público el contenido del convenio Energía Limpia que firmó con Grupo México el 14 de abril de 2011, y en el que se pacta la construcción de cuatro hidroeléctricas por un monto de 2 mil millones de pesos. También acusan que Constantino Sánchez Gómez, quien tiene un predio en la zona afectada y se dirigía a la comunidad de Ignacio Zaragoza para apoyar a los inconformes, fue agredido por los habitantes que dicen estar a favor de la presa. “Dado lo anterior, manifestamos que las condiciones actuales en el municipio de Olintla no son propicias para que los habitantes de la comunidad de Ignacio Zaragoza, así como los ciudadanos de otras comunidades del municipio que se han inconformado con el proyecto, asistan a la reunión acordada para e este 29 de enero”, advirtió la agrupación. Apenas el pasado fin de semana 26 integrantes del Consejo Tiyat Tlali y 43 habitantes de Olintla fueron retenidos contra su voluntad y amenazados por otro grupo de pobladores cuando acudieron a la comunidad de Ignacio Zaragoza para participar en una reunión informativa sobre el proyecto de Grupo México de construir una hidroeléctrica en esa región. En el oficio dirigido a Moreno Valle, el Consejo Tiyat Tlali precisa que esta agrupación está conformada por organizaciones de la sociedad civil y grupos de ciudadanos de la Sierra Norte, quienes trabajan por “una vida digna” de los pueblos nahuas, totonakus y mestizos desde la producción alternativa, la educación comunitaria y empresas ecoturísticas, entre otras. Asimismo, destaca que fueron los habitantes de Olintla quienes pidieron a esta agrupación que los apoyaran luego de que en diciembre pasado se enteraron que el proyecto de Grupo México afectaba predios de su propiedad, sin que hubieran sido consultados al respecto. Debido a la situación de confrontación que se vive en ese municipio, donde el alcalde Héctor Arroyo Bonilla encabeza un grupo de habitantes que amenazan y hostigan a quienes se oponen al proyecto, el Consejo Tiyat Tlali reclama la intervención del gobernador para evitar que se sigan presentando hechos de violencia. También exige se retire la máquina bulldozer con la que Grupo México pretendió arrancar los trabajos para la construcción de la presa, así como el personal que labora en predios particulares, sin permiso de los propietarios. Por último, solicitan al gobernador que se garantice la seguridad de los activistas y defensores de derechos humanos y se respete su garantía a difundir información sobre la gestión y autodeterminación de los pueblos indígenas sobre su territorio.

Comentarios