Acusan al procurador de Oaxaca de fabricar un montaje

viernes, 4 de enero de 2013
OAXACA, Oax., (apro).- Carlos Moreno Zamora, padre del joven universitario que desapareció el 8 de julio de 2011 en Chacahua, municipio de Tututepec, acusó al procurador Manuel de Jesús López López, de haber realizado un “montaje de homicidio” para “engañar” al gobernador Gabino Cué con un supuesto esclarecimiento, pese a las inconsistencias de la supuesta investigación. En conferencia de prensa, Moreno Zamora consideró imperdonable que el titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado haya “fabricado” toda una historia inverosímil a partir de mentiras, testigos falsos, dictámenes de avalúo de virtuales sin objetos, emisión de dictámenes antes de realizarlos y “autopsias verbales a falta de cuerpo”. El 4 de enero del 2012, el procurador López López anunció que con la detención de cuatro personas, quedaba esclarecido el homicidio del joven Jesús Israel Moreno Pérez, estudiante de geografía en la UNAM; incluso, aseguró que elementos del Ejército habían rescatado el cuerpo del estudiante universitario en la costa oaxaqueña. Sin embargo, las autoridades estatales nunca entregaron el cuerpo a la familia Moreno Pérez. Dio a conocer que durante una reunión que sostuvo con el gobernador Gabino Cué, éste se enteró de que el procurador lo había engañado, pues el mandatario siempre creyó que el caso estaba esclarecido y que el cuerpo había sido entregado a la familia. Ahora, a un año y medio de la desaparición de Jesús Israel, la PGJ informó que “el caso continua abierto”; y agregó que “designó a un grupo especial para que continúe la investigación y pueda establecerse la identidad completa de todos y cada uno de los intervinientes (sic) en el hecho”. De acuerdo con la indagatoria número 149/(Costa)/2011, Jesús Israel salió de la Ciudad de México hacia Chacahua, municipio de Tututepec, Oaxaca, el 4 de Julio del 2011; el último contacto con su familia el 8 de julio del mismo año; y la desaparición fue denunciada por su padre Carlos Moreno Zamora. A través de un comunicado, la Procuraduría precisó que la investigación no se ha cerrado y que el caso fue remitido a la Subprocuraduría para la Atención de Delitos de Alto Impacto (SADAI), sin dejar de mencionar que la Procuraduría General de la República mantiene también abierta una investigación por estos hechos. “Es importante señalar que existen personas detenidas que probablemente tuvieron participación en los hechos consignados ante el juez en su momento. La institución no cesará en esfuerzos hasta contar con la plena identificación de los responsables del hecho registrado en julio del 2011 en Chacahua, municipio de San Pedro Tututepec”, puntualizó. Precisó que no descarta la posible comisión de un hecho delictivo, por lo que designó a un grupo especial para que continúe la investigación”. Sin embargo, el padre del universitario exigió al procurador que presente el cuerpo de Jesús Israel y los resultados de las periciales que, por ley, se deben practicar para determinar la identidad de un cadáver, incluyendo pruebas de ADN y fijación fotográfica de la autopsia. Asimismo, demandó que el procurador presente los objetos que en sus investigaciones son señalados como el motivo del robo, garantizados por cadena de custodia; la lancha-panga que tuvo que asegurar y debe tener en resguardo al constituir “el lugar de los hechos”; así como los oficios y los resultados de las diligencias que la PGJ  ha realizado para la búsqueda y localización de Jesús Israel desde su desaparición y hasta la fecha actual. De igual forma, pidió que presente la tarjeta informativa de ubicación y situación laboral del comandante Juan Luis Vásquez Martínez; y la tarjeta informativa del ex subprocurador de la costa, Francisco Javier Vásquez Martínez.   Inicio de la tragedia Jesús Israel, un joven de 20 años estudiante de geografía en la UNAM, fue a vacacionar a las playas de Oaxaca el 4 de julio del 2011 para conocer la zona donde realizó su servicio social como geógrafo. Al tercer día desapareció y hasta la fecha nadie sabe de él. La PGJ aseguró en su momento que el caso estaba cerrado y aseguró que había encontrado el cuerpo asesinado del universitario en las playas del estado. Nunca entregó el cadáver. El padre de Jesús Israel acudió a las autoridades municipales y estatales de Subprocuraduría de la Costa; después de un mes le dicen que no han podido ir a investigar porque no tienen dinero ni para la gasolina. Fue Carlos Moreno, el papá de Jesús Israel, quien realizó las investigaciones de campo y encontró la mochila de su hijo en una cabaña derruida, donde los dueños del lugar entraron en contradicciones, al sostener que Israel se iba a hospedar con ellos pero se fue y no regresó. Lo sospechoso del caso es que es el comandante Juan Luis Vásquez Martínez, le dijo al papá de Israel que mejor no regrese porque lo van a matar, sin embargo, Carlos persistió y acudió a la zona acompañado por periodistas. Como respuesta, la PGJ realizó todo el “montaje de homicidio”, en el cual Jesús Israel es declarado muerto y no desaparecido, pese a que no hay un cuerpo. “Israel está muerto en un papel y vivo para toda la sociedad civil; su familia lo busca vivo y exige que se realicen los protocolos de búsqueda para personas desaparecidas”, añadió el padre del estudiante. “Le decimos al procurador que Israel desapareció en su estado, por sus delincuentes y que el gobierno estatal es el responsable de lo que suceda en su territorio y de devolvernos a Israel, mientras no nos comprueben lo contrario lo buscamos vivo”, sentenció. El procurador ha dicho que está en la mejor disposición de esclarecer el caso. Sin embargo, desde mayo no ha aportado la información que se le ha solicitado, sobre todo porque se le han mostrado las inconsistencias y violaciones a los derechos humanos del cual está plagada la investigación que no es más que un montaje para cubrir su ineptitud.  

Comentarios