Indolencia gubernamental complica conflicto en la sierra sur de Guerrero

sábado, 12 de octubre de 2013
LOS MORROS, Gro. (proceso.com.mx).- Habitantes de 18 comunidades de tres municipios localizados en la Sierra Madre del Sur (que demandan seguridad y atención gubernamental ante el desastre provocado por la tormenta Manuel), mantienen retenidos desde ayer al subsecretario para Asuntos Políticos del gobierno estatal, Misael Medrano Baza; al alcalde perredista de Leonardo Bravo, Leopoldo Cabrera Sánchez; y al comandante de la Policía estatal, Tomás Hernández Martínez. Los funcionarios y el jefe policiaco permanecen en este poblado del municipio de Leonardo Bravo, donde desde el lunes se mantiene un bloqueo sobre la carretera estatal Casa Verde-Puerto Nicolás Bravo (Filo de Caballos), que interrumpió la comunicación entre la región Centro y la zona serrana. En el lugar se encuentran varados decenas de automóviles particulares, de servicio público y de empresas refresqueras, además de que se observa un éxodo de personas -niños, mujeres, hombres y ancianos- que tienen que caminar largos tramos sobre la vía y el bosque para poder llegar a sus poblados, cargando maletas y pertenencias. Al respecto, el comisario municipal de Los Morros, Crescencio González Díaz, reiteró que los inconformes no van a despejar la vía y tampoco liberarán a los funcionarios retenidos hasta que el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, se presente a la zona del conflicto como se comprometió desde el jueves. Cerca del mediodía de este sábado, Martínez Garnelo se comunicó vía telefónica con los manifestantes para informarles que no podría subir a la sierra porque estaba atendiendo otros asuntos y les propuso que el subsecretario retenido resolviera sus demandas, informaron los voceros del movimiento en el lugar del bloqueo. Al escuchar el planteamiento del secretario de Gobierno, los manifestantes acordaron continuar con el bloqueo carretero debido a que consideran que el subsecretario y el edil perredista retenidos no tienen facultades para resolver el problema de inseguridad que prevalece en la región. Hasta las 13:00 horas, el conflicto se mantenía igual y los comisarios de las 18 comunidades de los municipios de Leonardo Bravo, General Heliodoro Castillo y Eduardo Neri, se encontraban reunidos en privado para tomar decisiones ante la indolencia gubernamental. El lunes 7, al menos 500 habitantes de comunidades de los municipios de Leonardo Bravo, Eduardo Neri y General Heliodoro Castillo decidieron bloquear el tramo carretero Casa Verde-Puerto Nicolás Bravo (Filo de Caballos), a la altura del poblado de Los Morros, en Leonardo Bravo. Posteriormente, un grupo de manifestantes decidió trasladarse al vecino poblado de Campo de Aviación, donde destruyeron y quemaron una decena de viviendas utilizadas como refugio por un presunto grupo delincuencial que fue expulsado dos días antes a fuego y sangre. De esta forma, los lugareños protestaron para exigir seguridad, debido a que el nivel de violencia, denunciaron, se ha desbordado al igual que los ríos y deslaves provocados por las tormentas que devastaron la sierra. El primer día del bloqueo de esta vía, que conecta la región Centro con la sierra, se prolongó durante casi ocho horas y sólo se permitió el paso de militares, mujeres embarazadas y enfermos. La indolencia gubernamental frente a la protesta provocó que se agudizara el conflicto. Ante la presión, autoridades estatales convocaron a los 18 comisarios municipales que respaldan la manifestación de los habitantes de las comunidades serranas y se reunieron este jueves 10 en la sede del Ejecutivo en esta capital. En el encuentro, el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, asumió el compromiso de visitar este viernes junto al secretario de Seguridad Pública, Javier Lara, la zona de la protesta para atender directamente el clamor de los manifestantes, indica un comunicado oficial del gobierno estatal. No obstante, Martínez Garnelo y el secretario de Seguridad Pública no acudieron al poblado de Los Morros, a donde sólo fue el alcalde perredista de Leonardo Bravo, Leopoldo Cabrera, así como el subsecretario para Asuntos Políticos del gobierno estatal, Misael Medrano Baza, y el coordinador de la Policía Estatal en la sierra, Tomás Hernández. El desdén gubernamental provocó la molestia de los manifestantes, que decidieron mantener el bloqueo carretero y retener al edil, al funcionario estatal y al jefe policiaco. Al respecto, el comisario municipal de Los Morros lamentó la actitud de las autoridades estatales, que en vez de resolver los conflictos los polarizan más. Por ello, advirtió que la vía será desbloqueada y los funcionarios liberados en cuanto el secretario de Gobierno cumpla su promesa de trasladarse a la sierra para escuchar a los manifestantes.

Comentarios