Llaman a beso colectivo en antro de donde echaron a gays

lunes, 14 de octubre de 2013
MONTERREY, NL. (apro).- Integrantes de la comunidad gay convocaron a un beso colectivo afuera del antro Lobby, donde dos hombres fueron echados en días pasados por besarse en la boca. Miguel Díaz dijo que la comunidad gay de la entidad, afrentados por el atropello a estos dos jóvenes, convocaron de manera informal a participar en un flash mob. Al besarse a las puertas del establecimiento demostrarán su repudio a éste y otros lugares que discriminan a las personas por su orientación sexual. El flash mob, explicó Díaz, es una acción en la que un grupo de personas se reúne en público para hacer una acción inesperada y después la concentración se disuelve rápidamente. Con esta acción –que efectuarán a las 21:00 horas en el bar ubicado en el mall Plaza Fiesta San Agustín, de San Pedro– envían el mensaje a los propietarios de que su acción fue indebida y discriminatoria. “Vamos a mostrar nuestro repudio porque no está bien que atenten de esta manera contra un miembro de nuestra comunidad. Queremos que a nivel social haya un cambio de actitud en este lugar y que la ciudadanía vea que no es correcto lo que hicieron con estos dos hombres, no debe haber ese tipo de limitaciones”, dijo Miguel. Aclaró que a este evento también están invitadas parejas heterosexuales que deseen sumarse al besotón, y externar su rechazo contra el establecimiento homófobo. El pasado 3 de octubre, dos jóvenes fueron expulsados del bar Lobby por besarse en público, de acuerdo con una denuncia difundida por El Norte. Uno de los afectados, que se identificó como José, estudiante del Tecnológico de Monterrey, explicó que la noche del incidente estaba con su pareja llamado Mario, bailando en la pista y ahí se besaron. Entonces el cadenero del lugar les ordenó retirarse. Ellos alegaron que sus derechos estaban siendo violentados. Al final, tuvieron que pagar la cuenta y salir. Dos de sus acompañantes fueron desalojados del lugar de manera violenta, de acuerdo con el reporte de prensa. Por su parte, Mario Rodríguez Platas, vocero de la comunidad lésbico gay y transgénero de Nuevo León, se manifestó solidario con la pareja afectada y señaló que el antro sampetrino incurrió en una flagrante violación a los derechos del consumidor, por discriminarlos. “Es un acto inmoral en el que incurrió el bar Lobby al discriminar de esa manera a dos seres humanos. No sé qué de exclusivo puede tener un sitio como ese que menosprecia a dos hombres sólo porque se dan un beso. Afortunadamente la raza ya empezó a quejarse y qué bueno que salgan a manifestar su inconformidad con argumentos y de manera pacífica”, señaló.

Comentarios