Designan dirigente interino del PRI-Morelos

martes, 15 de octubre de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La dirigencia nacional del PRI estableció que no permitirá que el partido sea utilizado por los propios priistas como “escudo” para dejar de rendir cuentas ante la justicia. Así lo dijo el secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, José Encarnación Alfaro, quien confirmó aquí la suspensión de Manuel Martínez Garrigós como presidente del comité estatal y el que enfrenta un juicio de expulsión en la Comisión Nacional de Justicia Partidaria. La Comisión de Justicia consideró debidamente fundamentada la solicitud de expulsión, entre otras razones, porque en el análisis de documentales presentadas en su contra hubo suficientes elementos para aceptar la solicitud de juicio, dijo Alfaro Cázares. El argumento de peso, reconoció, es la acusación de que como presidente municipal de Cuernavaca “cometió faltas de probidad en el ejercicio de su función pública”. “Como edil ha sido objeto de denuncias penales por el ejercicio indebido del ejercicio público, fraude, fraude específico y fraude procesal”, detalló el enviado del dirigente nacional, César Camacho Quiroz. Luego anunció que el CEN del PRI nombró provisionalmente a Armando Ramírez Saldívar y Maricela Sánchez Cortés, presidente y secretaria general, respectivamente, del comité estatal. Sin embargo, los dos priistas rechazaron el nombramiento para poder ir a un proceso de elección en planilla única. Entonces, el enviado anunció que Jorge Schaffino Izunza se quedaría como delegado general hasta en tanto se lanza una convocatoria para nombrar una dirigencia sustituta. El secretario de Organización del CEN priista aseguró que la suspensión del presidente estatal del PRI “es una medida cautelar, no es un juicio sumario a Manuel Martínez Garrigós, está en su derecho de enfrentar con los medios jurídicos este procedimiento de juicio de expulsión”. Ayer martes, abogados del CEN del PRI pegaron en las puertas de las instalaciones del comité local las notificaciones. Antes, Manuel Martínez pegó una circular informando que dos días estarían cerradas las instalaciones. También en la página www.pri.org.mx se publicó el acuerdo de suspensión del presidente del partido en Morelos. Martínez Garrigós respondió asegurar que se trataba de una notificación falsa. Conocida la determinación nacional, por la noche trabajadores sacaron objetos y vehículos oficiales. Este martes, militantes tomaron simbólicamente la sede del PRI para evitar que sea saqueada por el suspendido priista.

Comentarios