Exlíder del PRI en Morelos acusa actitud "hitleriana" de Camacho Quiroz

miércoles, 16 de octubre de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El expresidente del Comité Directivo Estatal del PRI en esta entidad, Manuel Martínez Garrigós, acusó a su dirigente nacional, César Camacho Quiroz, de asumir una actitud “hitleriana” al destituirlo y expulsarlo del partido. A 48 horas de su cese, dijo: “Ganaron las intrigas, las mentiras la confusión. Sufrí un golpe artero a mis derechos políticos”. Martínez Garragós hizo una cronología de su caída. Sin dar nombres, denunció que un grupúsculo de militantes de su partido incrustados en la administración pública federal (delegados), conspiró en su contra para destituirlo. Además, dijo que Camacho Quiroz compró las intrigas, y reveló antes del procedimiento de expulsión, le planteó una salida indigna enviándolo a otro estado como delegado, propuesta que, según él, rechazó con una contrapropuesta. Su versión es que, le pidió a su líder nacional, que a cambio de irse, respetara el peso de cada uno de los grupos políticos y hubiera un equilibrio a la hora de entregar cargos en la administración pública federal. Ante el Consejo Político Estatal, pediría licencia para que de una terna de distinguidos priistas se nombrara a un sustituto, con el compromiso de acabar con los golpes bajos desde la institucionalidad. Pero, comentó que su líder desechó su propuesta de incluir en la terna al exdiputado federal Ángel Ventura Valle, y los ex gobernadores Jorge Arturo García Rubí y Antonio Rivapalacio López. Después, dijo, vino el procedimiento de expulsión, y destitución que violenta el debido proceso al no haberme notificado, y menos, darme la posibilidad de ser escuchado en la Comisión Nacional de Garantías. Anunció que el grupo político que representa, e incluye a exdiputados, expresidentes municipales y líderes en los 33 municipios, esperará la convocatoria anunciada por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, para renovar a la dirigencia local. El exdirigente estatal del PRI demandó un proceso de renovación abierto a la militancia donde todos puedan votar, y no un acuerdo entre grupos en lo oscurito. A pesar de las irregularidades denunciadas, Martínez Garrigós aseguró que será institucional, no abandonará el PRI pero recurrirá a la justicia para hacer valer su militancia, y sus derechos políticos. También anunció que en las próximas horas buscarán entregar al presidente Enrique Peña Nieto un manifiesto donde le informará lo sucedido. “Porque el partido no puede estar en contra del presidente Enrique Peña Nieto; su partido no puede violar derechos de militantes… el PRI no puede ser ‘hitleriano’, debe respetar los derechos”, criticó el expresidente municipal de Cuernavaca. La mañana de este miércoles, Jorge Schaffino Izunza, tomó el control de las instalaciones. Después dijo fue entrevistado y aseguró que todo indica que Manuel Martínez Garrigós será expulsado del PRI, ya que, las pruebas en su contra son contundentes. Pero el caos priista también llegó a la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local. Hoy Manuel Agüero Tovar renunció a la coordinación de los diputados y su lugar lo ocupó Isaac Pimentel. El cambio forma parte de los reacomodos de grupos políticos y la lucha por el control en la toma de decisiones.

Comentarios