Inician en Colima movimiento para exigir transparencia universitaria

martes, 22 de octubre de 2013
COLIMA, Col. (apro).- Alrededor de 300 trabajadores universitarios marcharon esta noche por el centro de la ciudad para exigir al rector, José Eduardo Hernández Nava, un manejo transparente de los recursos del Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap). El contingente, integrado por profesores, investigadores y personal administrativo de la casa de estudios, estuvo encabezado por el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), Leonardo César Gutiérrez Chávez, quien calificó como históricas e inéditas para la institución educativa las movilizaciones que se han realizado en defensa de una cláusula contractual. Desde su fundación, en 1980, el sindicato universitario no se había confrontado abiertamente con la rectoría a causa de una demanda laboral, como ahora ocurre en el caso del Fosap, cuyo conflicto ha crecido desde que en 2010 surgió públicamente el diferendo. La marcha de hoy, más nutrida que la realizada el sábado anterior en las inmediaciones del campus central de la universidad, partió del Jardín Núñez, sobre la calle Madero, y concluyó en el Jardín Libertad, frente al Palacio de Gobierno. En su discurso, Gutiérrez Chávez dijo que en los tres años que ha durado el conflicto, el desarrollo de los hechos ha dado la razón a los planteamientos del SUTUC, en el sentido de que las autoridades universitarias incumplen la normatividad del reglamento del Fosap y manejan de manera unilateral ese fondo que actualmente es de alrededor de 700 millones de pesos. Además, después de una revisión realizada por el gobierno estatal a petición de ambas partes, se demostró que los recursos del Fosap eran utilizados para pagar prestaciones que no están consideradas en el reglamento, por lo que las autoridades universitarias se comprometieron a resarcir 90 millones de pesos en un plazo de cuatro años. De acuerdo con Leonardo Gutiérrez, la rectoría defraudó a los trabajadores porque no ha cumplido los acuerdos de febrero pasado, en el sentido de depositar a un fideicomiso manejado junto con el sindicato los dos millones de pesos que descuenta mensualmente a los trabajadores y los cuatro millones que está obligada a aportar por su parte. “Si no han sido depositados los seis millones de pesos mensuales, ¿ustedes creen que aportarán los 90 millones?”, preguntó el líder sindical a los manifestantes, quienes contestaron con un “no” generalizado. Gutiérrez Chávez mencionó que ante esa situación el sindicato recurrirá a todas las instancias legales posibles para exigir que se respeten los derechos de los trabajadores y se garanticen los recursos para jubilaciones y pensiones.  

Comentarios