Alcaldesa acusada de homicidio alega "revanchismo político"

viernes, 25 de octubre de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- La alcaldesa priista de Alvarado, Sara Luz Herrera Cano, acusada por la Procuraduría General de Justicia Estatal del homicidio de su secretario particular, Michel Martínez Corro, aseguró que todo se trata de “revanchismo político”, en donde la PGJE se prestó a ese juego. En rueda de prensa en su oficina del palacio municipal, Sara Luz Herrera lanzó un reto al gobierno de Javier Duarte y al Poder Legislativo relativo a su solicitud de desafuero que se trabaja en la Comisión Instructora del Congreso Local: “Hasta el 31 de diciembre yo soy la alcaldesa de Alvarado, esto es un asunto político”. Apenas ayer, la Procuraduría solicitó al Congreso iniciar el trámite de desafuero en contra de la edil priista por ser la presunta autora intelectual del homicidio de su exsecretario, Michel Martínez Corro, quien desapareció el sábado 12, y cinco días después fue encontrado sin vida en el predio Lomas del Rosario. Extraoficialmente se dio a conocer que la edil de Alvarado fue señalada por una empleada del municipio, quien contó a elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) que “por instrucciones” de la alcaldesa se contactó a dos malandros (sic) para que realizaran el trabajo especial”. La empleada municipal, que también se encuentra detenida con otros dos sujetos, narró a los elementos policiacos que Martínez fue enviado por la alcaldesa a hacer una diligencia a un lugar, donde dos personas serían las encargados de levantarlo. Hoy Herrera Cano negó los cargos y aseguró que a su exsecretario particular lo quería “como a un hijo o a un hermano”. “Desde hace 10 años esta persona (Michel Martínez) vivía en mi casa, iba conmigo para todos lados y éramos muy unidos siempre. No se vale lo que está haciendo la Procuraduría”, alegó. La alcaldesa insistió ante cámaras de televisión y prensa local que se trata de un “revanchismo político”, en donde la fiscalía de Veracruz sirve a los intereses del edil entrante, el expriista –hoy perredista-- Gustavo Ruiz. Sara Luz Herrera dijo que las diferencias con su sucesor provienen de un altercado en cabildo con la regidora priista, Marliz Plata, esposa del próximo alcalde alvaradense: “Hasta un ciego se podría dar cuenta que el asunto es político”, justificó sin entrar en detalles. En su oficina, la edil priista se jactó de sus fotografías con Enrique Peña Nieto, incluso en una esquina de su oficina reposa una imagen de la Virgen de Guadalupe y otra enmarcada donde Sara Luz Herrera abraza al presidente en un evento celebrado en Antón Lizardo, ambos ataviados en ropa blanca. Entrevistado en el puerto de Veracruz, el fiscal Amadeo Flores Espinosa aseguró que existen elementos de prueba suficientes para el desafuero de la alcaldesa de Alvarado, justificó que por la secrecía del caso no puede “revelar mayores datos”, sin embargo, adelantó que la PGJE sólo espera que se dé el desafuero para liberar la orden de aprehensión. En Alvarado, la alcaldesa ha tenido una actitud polémica ante la ciudadanía, e incluso el año pasado fue severamente cuestionada por presumir y detallas a sus allegados sus constantes viajes a Las Vegas, a Europa, entre otros sitios turísticos de primer nivel. En febrero de 2012, la Secretaría de Marina-Armada de México detuvo a toda la corporación policiaca de Alvarado por presuntos vínculos con la delincuencia organizada. Las autoridades estatales debieron hacerse cargo del patrullaje y la prevención del delito.

Comentarios