Policías de Tabasco exigen mayores prestaciones y la renuncia de su jefe

jueves, 3 de octubre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Por segundo día consecutivo, un grupo de policías bloqueó las vías de acceso a la sede de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, para exigir la renuncia del titular de la dependencia, el general Audomaro Martínez, y el cumplimiento de la minuta firmada el 8 de septiembre pasado en la cual las autoridades estatales se comprometen a aumentar las prestaciones económicas a los miembros de la corporación. Ayer, el plantón terminó en una reyerta entre integrantes de la propia SSP, con saldo de un policía herido y uno más detenido. Tras la gresca, el gobernador Arturo Núñez emitió un comunicado en el que acusó a los uniformados inconformes de “provocadores” al manifestarse en “estado de ebriedad”. Según las autoridades estatales, mientras que revisaban con los representantes de los policías paristas los acuerdos del pasado 18 de septiembre, el grupo de inconformes que permaneció afuera “empezó a ingerir bebidas embriagantes que personas a bordo de una camioneta les bajaron”. Pasadas las 15:30 horas, sigue el comunicado, “bajo los influjos del alcohol”, los policías bloquearon la avenida 16 de Septiembre, sin embargo, sus líderes, los convencieron para que esperaran a los que se encontraban en la reunión de la Secretaría de Gobierno para mostrarles la minuta. Alrededor de 17:30 horas, arribó el líder principal Isabelino León Miranda y su asesor el expolicía Alejandro de la Cruz Hernández, quienes, luego de varios minutos de diálogo, “lo desconoció agrediéndolo verbal y físicamente”. Minutos después, aproximadamente unos 60 elementos, bajo el mando de otro líder “y en estado de ebriedad”, bloquearon una glorieta cercana a la corporación policiaca, “desquiciando el tráfico y a su vez afectando a la población que transitaba por el lugar”. Lo anterior se reportó al Ministerio Público, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), al Jurídico de la SSP y se les invitó a deponer su actitud. Por tal motivo, “se realizó un forcejeo resultando lesionado uno de los elementos inconformes, así como personal que intentó desbloquear la avenida 16 de Septiembre y se procedió a detener a un elemento de la SSP relacionado con los hechos, poniéndolo a disposición de la autoridad competente”. Los policías se manifestaron por primera vez el pasado 18 de septiembre para exigir la renuncia del titular de la SSP, el general en retiro Audomaro Martínez Zapata, por supuestamente no tener “estrategia” para combatir la delincuencia, demandar incremento salarial y cumplimiento de prestaciones laborales. El general Audomaro Martínez fue jefe de escoltas de Andrés Manuel López Obrador en sus dos campañas presidenciales. En aquella protesta, los uniformados denunciaron que no se les habían otorgado los dos juegos de uniformes que cada año se les proporcionaba y ningún incremento salarial en los últimos seis años. Se quejaron que, desde el policía raso hasta el agente de primera, ganan entre cuatro mil 400 y cuatro mil 900 pesos mensuales y que anteriormente cada año se les otorgaban dos incrementos salariales. El gobierno del estado atendió sus demandas y firmó una minuta donde se comprometió revisar el tabulador salarial para 2014, analizar la posibilidad de aumentar de 200 a 400 pesos quincenales el apoyo para alimentos e incrementar el bono mensual para despensa que actualmente es de 690 pesos. También créditos para viviendas del Infonavit, vía Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab) y otorgamiento de becas y útiles escolares para hijos de policías, entre otras prestaciones. En la minuta se acordó que las partes –gobierno y policías inconformes- se volverían a reunir el 2 de octubre para analizar el avance de su cumplimiento, lo que sucedió ayer y terminó en reyerta. La mañana de hoy, los policías inconformes volvieron a bloquear vías de acceso a la SSP para insistir en la renuncia del general Audomaro Martínez y cumplimiento de la minuta firmada el pasado 18 de septiembre. En su comunicado, el gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez rechaza “categóricamente todo acto de provocación que atente contra la paz social” y manifiesta que se encuentran abiertos todos los canales de comunicación “para resolver problemáticas que se vienen arrastrando de años anteriores”.

Comentarios