Arrolla "esquirol" a padres de familia en Campeche; ocho heridos

miércoles, 30 de octubre de 2013
CALKINÍ, Camp. (apro).- Un nuevo percance, con saldo de ocho lesionados, se registró esta mañana en el marco del conflicto magisterial, luego de que una docente arrollara a un grupo de padres de familia, quienes la rodearon para recriminarle su actitud como “esquirol” del movimiento de protesta que detonó hace casi dos meses en contra de la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto. El hecho se suscitó a las siete de la mañana, cuando un grupo de padres de familia, quienes se mantiene en plantón a las puertas del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS) de Calkiní, abordó a la maestra Cristina Cuevas Glory para reprocharle el prestarse para abrir escuelas cerradas en el municipio por los inconformes y exigirle que dejara de inmiscuirse en el movimiento. Al verse rodeada, la mentora –de 66 años y a quien imputan presuntas ligas con el alcalde priista Víctor Hugo Baltazar Rodríguez– aceleró el vehículo que conducía, un Stratus rojo, y lo dirigió contra los padres de familia, arrollando en su trayecto a varios de ellos. Sin embargo, la agresora fue alcanzada, bajada de su auto y detenida por los demás manifestantes, quienes la entregaron a las autoridades policiales municipales, que esta tarde la pusieron a disposición del Ministerio Público. De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), los lesionados son María del Rosario Ordóñez Hernández, de 22 años; Carlos Gabriel Chi Puc, de 48; Eugenia López Arenas, de 46; Brenda Che Balam, de 23; Katia Fabiola Gómez Flores, de 34; Mirna Ac Puc, de 40; Irene del Rosario Che Tun, de 38, y María Victoria Chi Haas, de 38. Todos fueron canalizados a diferentes nosocomios y algunos de ellos trasladados a los de la capital del estado. Poco después del incidente, el hijo de la profesora responsable, Manuel Lanz Cuevas, acudió alcoholizado --según algunos testigos—al lugar en una camioneta Lobo y, bate en mano, arremetió contra las mujeres manifestantes, si embargo, los varones que se encontraban en la protesta impidieron la agresión. La llegada de la policía calmó los ánimos. No obstante, horas más tarde, cuando Cuevas Glory era traslada al MP, se tensó de nuevo la situación. Alumnos de la Escuela Normal de Calkiní acudieron al MP para denunciar que el lunes 28, en un paso peatonal donde boteaban, Cuevas Glory les arrojó también el auto, aunque alcanzaron a esquivarlo. Por su parte, el gobernador Fernando Ortega Bernés lamentó el hecho, sin embargo, confió en que éste no afectará las negociaciones entre las autoridades estatales y los inconformes para reanudar las clases en las escuelas en paro de la zona de El Camino Real. “Efectivamente, un suceso tan lamentable como el que se presentó hace un rato, dificulta esa reconciliación, pero en cada una de las escuelas se está haciendo un trabajo de convencimiento y de seguimiento”, dijo.

Comentarios