Espectáculos Extremos devengó más de 17 mdp por Aeroshow

miércoles, 30 de octubre de 2013
CHIHUAHUA, Chih.(apro).- Espectáculos Extremos AC devengó un total de 17 millones 130 mil 471 pesos por la organización del festival Extremo Aeroshow en el que perdieron la vida nueve personas y más 90 resultaron lesionados. En el segundo día de la audiencia de vinculación a proceso de Eliot Gerardo Castillo Hernández (representante de Demolition Show), Luis Felipe Valdez Caraveo (director de la asociación civil “Eventos extremos del municipio de Chihuahua), Guillermo Ávila Olivas, exsubdirector de Protección Civil municipal) y José Manuel Domínguez Castillo (coordinador u oficial de Protección Civil), el Ministerio Público dio a conocer que además de los de 14 millones 500 mil pesos que el Ayuntamiento entregó la asociación civil organizadora, el 25 de septiembre le otorgó un adéndum de 2 millones 800 mil pesos. En total, la asociación civil sin fines de lucro recibió 17 millones 130 mil 471, según consta en el convenio 004/13. A lo largo de las 14 horas que duró la diligencia, el fiscal Noé Orlando Jiménez Holguín rebautizó al evento al llamarlo “Chihuahua Vive en la omisión”. En las pruebas aportadas por el Ministerio Público, se incluyeron oficios certificados del Ayuntamiento en los que se comprueba que el entonces subdirector de Protección Civil, Guillermo Ávila Olivas, dio su aval para la organización el evento sin contar con plan de contingencia alguno. Por lo menos eso se desprendió del dicho de la revisora de Protección Civil, Guadalupe Olivas, quien en su declaración dijo que a ese departamento no llegan los planes de contingencias de eventos del Ayuntamiento y que muchos de ellos se llevan a cabo sin revisión alguna. Durante la audiencia, Eliot Castillo declaró que en el evento estuvo presente Luis Felipe Valdez, quien, dijo, pudo percatarse de la inseguridad que había y no suspendió el evento aun cuando tenía facultad porque el contrato así lo estipula. Sin embargo, ni Eliot ni Felipe Valdez vieron el día de la tragedia a Guillermo Ávila Olivas, quien, en su carácter de jefe de Protección Civil, debió estar ahí. Luis Felipe Valdez dijo además que Guillermo Ávila le entregó el permiso para realizar el evento, con autorización en materia de seguridad. Sin embargo, el oficio carece del plan de contingencia, según la representación social. El oficio está dirigido de Guillermo Ávila y Luis Felipe Valdez, en su calidad de director de la asociación, y dice que hace constar que cubren con el requisito en materia de seguridad, y el permiso se otorga de conformidad con respecto a la seguridad. Está fechado el 27 de febrero y ahí mismo, señala las obligaciones en materia de seguridad, que le corresponde a la asociación. En la diligencia, se leyeron también las testimoniales de un grupo de voluntarios, todos estudiantes de la Univer, en los que queda claro que no se cumplieron con las mínimas condiciones de seguridad. Dos de las estudiantes indicaron que la rutina que realizó el conductor de la camioneta monstruo, Francisco Velázquez, fue la misma que realizó el viernes anterior, lo que contradice a Eliot Castillo, quien sostuvo en su declaración, que el piloto cambió la rutina y por eso ocurrió el accidente. No pude suspender el evento: Eliot Castillo Eliot Castillo declaró que fue invitado por Luis Felipe Valdez para participar en el festival que, acotó, originalmente se iba a llevar a cabo a fines de octubre, pero que luego le informaron que se cambiaba la fecha para los días 4,5 y 6 del mismo mes, antes de que el alcalde dejara el cargo. Además, contó que él tiene experiencia en eventos extremos desde 1992, pero que se independizó en 2009. “Nunca pensé que pudiera vivir esa experiencia”, dijo en su declaración del 9 de octubre pasado, en la que informa que trabaja en Demolition Show con otros amigos, ente ellos Óscar y Joel Ontiveros. Refirió que en 2012 lo invitaron a participar en el festival Aeroshow y que le pidieron dos camionetas monstruos, por lo que echó mano de Francisco Velázquez, el quinto imputado. En este año, dijo, Felipe Valdez volvió a invitarlo a presentar su espectáculo. “En julio nos dicen que van a cancelar porque se llenó la presa, y días después nos dicen que siempre sí, nos dan un anticipo de 100 mil pesos y entrego una factura personal”. Luego, sin contrato, le dan otros 60 mil pesos, con la promesa de formalizar más adelante el acuerdo. Durante las reuniones previas al evento, dijo, los organizadores dieron prioridad a la seguridad y planeación de los eventos aéreos. En cuanto a seguridad, Eliot comentó que la policía federal, la municipal e, incluso, los bomberos aseguraron que todos estaban listos. El día del accidente, Eliot conducía con el micrófono el espectáculo, intentó quitar a la gente del área de pits, pero fue inútil, dejó que brincara la camioneta con las consecuencias ya conocidas. Al preguntarle en su declaración que no fue en la audiencia, por qué no suspendió el evento, aseguró que él no podía. Eliot indicó que los funcionarios municipales aseguraron que les asignarían gradas para 5 mil personas, pero al final les quitaron varias para llevarlas a otros espectáculos de bicicletas. Dijo que un funcionario de Obras Públicas, llamado Jorge, le manifestó la intención de cerrar más el círculo de las gradas para ahorrarse algunas y para que la gente, supuestamente, viera mejor el show. Castillo aseguró que los organizadores, directivos de la asociación civil, consideraron el área de pits, como zona fuera de riesgo. Lo único que pidió Eliot, fue que cerraran un área lateral ubicada por las gradas, para evitar que la gente pasara de un lado a otro, por la pista y evitar un accidente. Eliot relató que cuando sucedió la tragedia, su hijo y su sobrino estaban en el área de pits, él estaba conduciendo el evento y al ver todo, grita “emergencia, emergencia”, y sale en busca de su hijo y su sobrino, quienes estaban a salvo porque habían corrido. Sus compañeros, los hermanos Ontiveros, declararon que vieron a Eliot triste y manifestó: “¿Por qué lo hizo?, este señor echó a perder todo el show”. Posteriormente, indicó que llegaron al lugar del accidente los organizadores. Asimismo, declaró que al filo de las 20:00 horas recibió una llamada de Francisco Velázquez, a quien le dijo que sólo dijera la verdad. El fiscal leyó la declaración de Francisco Velázquez en la que le advierte a Eliot que había muy pocas vallas en el lugar y que estaba entrando mucha gente ese sábado, y que Castillo le dijo que “ahorita” lo arreglaba. Joel Ontiveros indicó que Eliot no pudo parar el evento, “si él me hubiera dicho, yo hubiera suspendido el acto”. Francisco Velázquez señaló ante el Ministerio Público, que el público entró al área de pits porque estaba abierta, “la gente no tuvo la culpa, la culpa la tienen los organizadores porque si hubiera habido un cerco o la presencia de policía, no hubiera sucedido. Uno está expuesto a todo eso, pero el público no”. Al respecto, Eliot dijo que ahí, en esa área, estaban los voluntarios. Los imputados Eliot Gerardo y Luis Felipe Valdez están acusados en la causa penal 2665/13 por los delitos de homicidio, lesiones y daño imprudenciales por omisión, mientras que exservidores públicos Guillermo Ávila y José Manuel Domínguez enfrentan los mismos cargos y uno más: ejercicio indebido del servicio público. Había dos inspectores asignados: Ávila En su declaración, Guillermo Ávila dijo que si hubo seguridad privada en el evento, que fungió como subdirector de Protección Civil un año 10 meses y que cumplía funciones de ejecución y administración. En sus funciones ejecutivas, se encontraban atener a medios, representar al Ayuntamiento en eventos públicos y fungir como titular de la dependencia. En lo administrativo, debía preparar el presupuesto para la subdirección, gestionar apoyos ante la iniciativa privada, realizar proyectos y aplicar sanciones administrativas. El personal a su cargo daba asistencia a simulacros, en cuanto a Protección Civil. El día del evento Extremo Aeroshow, y específicamente Demolition Show, asegura que se encontraban pendientes dos oficiales, Pedro Manuel Alire García y Óscar Camarena Tello, quienes indicaron que ellos pertenecen al área de bomberos y por lo tanto estaban sólo para reacción, para responder en una emergencia, como lo hicieron. Sin plan de contingencia Omar Urueña, de la dirección de Desarrollo Empresarial y Turístico, declaró que él estuvo en dos reuniones de la organización, junto con Jorge Cuesta, Mario Dueños (secretario de la asociación) y Luis Felipe Valdez, entre otros. Las reuniones eran dirigidas por Luis Felipe Valdez, y Omar Urueña asegura que no sabe si hubo minuta de esos encuentros y menos si hubo plan de contingencia, a pesar de que esa dependencia era una de las organizadoras.

Comentarios