Denuncian "flagrante violación" a los derechos humanos de indígena mazateca

lunes, 7 de octubre de 2013
OAXACA, Oax., 7 octubre (apro).- El caso de Irma, la indígena mazateca que dio a luz en el patio de un centro de salud rural, el pasado miércoles 2, es “paradigmático de violación a los derechos por parte de los servicios de salud contra una mujer, fundada en la discriminación por género, condición de pobreza y etnicidad”. Así lo afirmaron 27 organizaciones defensoras de la mujer, que además manifestaron su indignación por las declaraciones que hizo el secretario de Salud estatal, Germán Tenorio Vasconcelos, quien para cubrir un presunto acto de “negligencia” médica –añadieron– recurrió a afirmaciones donde “está totalmente ausente la visión de la salud como un derecho humano”. Subrayaron: “La prestación de servicios en la Secretaría de Salud no se concibe como una obligación por parte del personal de salud y el acceso a los mismos como un derecho de todas las mujeres, incluyendo las mujeres pobres e indígenas, y se elude la responsabilidad de la institución frente a la salvaguarda de la integridad física y psicológica de la población a la que debe servir”. Las organizaciones calificaron de desafortunadas las declaraciones del funcionario estatal, quien afirmó que “la indígena no atendió las indicaciones del personal”, según lo publicó el diario Reforma en su edición del pasado sábado 5, y que “ella es una mujer que habla mazateco y quizás no supo explicar” (periódico Imparcial de Oaxaca). También se atribuye a Tenorio Vasconcelos el haber afirmado que la publicación de la foto alusiva al caso, en las redes sociales, es “una manifestación de morbo que afecta la imagen de los trabajadores de la salud”, según información difundida por Apro el pasado sábado 5. Organizaciones como el Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, Observatorio de Mortalidad Materna, Comité por una Maternidad Sin Riesgos Oaxaca, Coalición por la Salud de las Mujeres, y Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, externaron su consternación e indignación frente a la “flagrante violación a los derechos humanos” en contra de Irma, indígena mazateca del municipio de Jalapa de Díaz, quien el pasado miércoles 2 acudió al centro de salud de dicho municipio para recibir atención durante el trabajo de parto. En la imagen, retomada por el Portal Ruta 135, se observa a la mujer en cuclillas y al niño en el césped, aún unido por el cordón umbilical. Ruta 135 precisa que desde su cuenta de Facebook, Eloy Pacheco López escribió: “Tras esperar y exigir atención durante dos horas, dio a luz en el patio del nosocomio tras ser ignorada por el personal bajo la dirección del supuesto médico Adrián René Cruz Cabrera”. La foto se difundió en Twitter, donde se multiplicaron los comentarios en los que se reprueba el proceder del personal médico del sanatorio y del secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos. Ante las fuertes críticas por la negligencia con que actuaron las autoridades correspondientes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) intervino para atender el caso, hecho que fue celebrado por Kinal Antzetik Distrito Federal, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, Nueve Lunas, Comunidad Raíz Rubia, Balance, Promoción para el Desarrollo y Juventud, Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), Ipas México, Asociación Mexicana de Partería, Consejo Ciudadano de Cultura y Formación Autogestiva, y el Centro de los Derechos de la Mujer Nääxwiin. “Celebramos que la Comisión Nacional de Derechos Humanos haya tomado cartas en el asunto, y esperamos con interés los resultados de su investigación que, deseamos, coadyuve a la conciliación entre la señora Irma y su familia y los servicios estatales de salud de Oaxaca”. Las organizaciones mencionadas demandaron, asimismo, la restitución del daño a través de una indemnización por parte de los servicios de salud de la entidad, la rehabilitación de Irma y su hijo, la satisfacción de la mujer, la familia y su hijo, y garantías de no repetición. De igual manera, exhortaron a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a que realice una investigación objetiva y profunda para esclarecer los hechos, y para fincar las responsabilidades correspondientes en todos los niveles, incluyendo los institucionales. Para el buen cumplimiento de las garantías de no repetición, exhortaron a la Secretaría de Salud federal –a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva y de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud– a que realice una evaluación integral, exhaustiva y transparente del desempeño de los servicios de salud de Oaxaca, particularmente en la atención materna, en contextos indígenas y en el centro de salud involucrado. Remataron: “Exigimos que los resultados de la misma (investigación) se den a conocer públicamente, y que se establezcan las medidas correspondientes para corregir las deficiencias que llevaron a tan vergonzoso acontecimiento”.

Comentarios