Chofer de camioneta monstruo: empresario me dijo que mintiera

martes, 8 de octubre de 2013
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El conductor de la camioneta monstruo que mató a nueve personas y lesionó a 80, Francisco Velázquez Samaniego, declaró en la audiencia penal que la persona que lo contrató, Eliot Gerardo Castillo, le pidió que declarara que él cambió la ruta del recorrido y que había ingerido mucha cerveza. Francisco Velázquez fue consignado ante una jueza de Garantía por los delitos de homicidio, lesiones y daños de tipo imprudencial, de acuerdo con la causa penal 2565/2013. La audiencia estaba programada a las 11 de la mañana. El imputado llegó vestido con un overol amarillo del Cereso Estatal y con un collarín –porque se lesionó el cuello durante el accidente– y esposado. Caminaba lento. Se sentó para esperar a la juez, pero el Ministerio Público llegó tarde y lo tuvieron que sacar de la sala número 5 de audiencias. Regresó a las 12 horas y permaneció sentado escuchando uno a uno los nombres de las víctimas mortales y las causas de su fallecimiento, luego uno a uno los nombres de los lesionados y los motivos de su internamiento. De las nueve víctimas, siete fallecieron por traumatismo craneoencefálico severo y otras causas derivadas de que la camioneta les cayera sobre la cabeza. Uno más murió con su tórax aplastado. Velázquez llevaba su mano al ojo izquierdo durante algunos momentos. El Ministerio Público aseguró que los exámenes indican que sí tenía 0.10 grados de alcohol en la sangre, aun cuando la Fiscalía General del Estado y el gobernador César Duarte Jáquez afirmaron lo contrario ayer. Francisco Velázquez mantuvo sus manos juntas y su mirada dirigida hacia el escritorio en el que lo acompañaba su defensor privado, Alejandro Chapa Medellín. El Ministerio Público indicó que ni el evento ni el vehículo reunían las condiciones de seguridad mínimas, además de que Francisco Velázquez no contaba con los requisitos de edad y salud requerida para ese tipo de espectáculos de deportes extremos. Velázquez Samaniego tiene 51 años y padece de diabetes e hipertensión. El conductor de “trocas monstruo” es originario de Agua Prieta, Sonora, donde vive con su familia. Es casado, sólo estudió hasta secundaria y su oficio es mecánico. Francisco Velázquez declaró: “Yo hice mi recorrido, me fui a un lado, di vuelta, no sé cómo se me salió el casco, me pegué con unos tubos y quedé inconsciente y hasta que la troque (troca monstruo) se paró, reaccioné”. Aseguró que no ingirió alcohol antes del espectáculo y sentenció: “Le llamé (a quien lo contrató) y me dijo: ‘Tú di que la rutina no era ésa’, pero cómo no va a ser la rutina, es la rutina de todo el tiempo. Luego me dijo ‘Di que tomaste mucha cerveza, yo te voy a sacar de esta bronca’, pero no había tomado”. La defensa le preguntó quién le había dado esa orden y el conductor respondió que el organizador y representante de Demolition Show, Eliot Castillo. Más tarde, Carlos González Estrada, portavoz de la fiscalía, aseguró que Eliot Castillo se encuentra prófugo, ya que no ha atendido los citatorios del Ministerio Público. Francisco Velázquez explicó que la rutina que realizó el sábado la realizó el viernes, y que él no cambió la trayectoria. Recordó que en el primer espectáculo, al caer, se le zafaron unos birlos y él mismo reparó la camioneta poniéndole tornillos nuevos. El Ministerio Público dio a conocer que el delito de daños se  lo atribuyen porque fueron afectadas tres cuatrimotos, un Jeep y una bicicleta profesional. El agente del Ministerio Público, Gerardo Carbajal Durán, describió que los hechos ocurrieron alrededor de las 17:45 horas del sábado 5 de octubre, cuando el chofer perdió el control y provocó homicidios y lesiones. Francisco Velázquez fue trasladado a la Dirección de Vialidad en calidad de detenido, le realizaron estudios y vieron que estaba lesionado por el golpe, por lo que fue internado hasta el lunes a las 17:00 horas. Fue puesto a disposición del Ministerio Público a las 8:30 horas del mismo día, por lo que se encontraba dentro del plazo marcado por la ley y la juez acreditó la detención. Ahí mismo, el imputado aceptó que se realizara la audiencia de vinculación a proceso, que se extendió hasta la noche y continuará este miércoles.

Comentarios