Campeche: padres retienen durante 9 horas a titular de Educación

miércoles, 9 de octubre de 2013
CAMPECHE, Camp. (apro).- El secretario de Educación estatal, José Martín Farías Maldonado, fue retenido durante nueve horas por padres de familia de Calkiní –inconformes con la reforma educativa– y obligado a recorrer la ciudad a pie para que constatara las deplorables condiciones en que se encuentran las escuelas de educación básica en esta demarcación. Farías Maldonado viajó ayer a Calkiní para inaugurar las Jornadas Culturales en la cabecera de ese municipio, localizado en la zona maya de la entidad, en la colindancia con Yucatán. Iba acompañado del alcalde Víctor Hugo Baltazar Hernández cuando fueron sorprendidos por el grupo de padres de familia que rechaza la denominada “autogestión de las escuelas” prevista en la reforma educativa. En medio de consignas tales como “¡Fuera Farías!” y “¡Fuera beliceño de la Seduc!”, el secretario de Educación, de quien se dice que es originario de Belice, y Baltazar Hernández, fueron llevados por la masa de escuela en escuela, comenzando por la primaria Francisco G. Torres. Entre empellones, el recorrido incluyó también las instalaciones de las primarias Carmen Meneses, Pedro Pablo Arcila, Benito Juárez, Mateo Reyes, así como la Escuela Secundaria Técnica número 3; el jardín de niños Lilia Reyes de López Hernández, entre otras. Al salir de la escuela Benito Juárez fue interceptado e increpado por otro grupo de padres de familias que con el mismo reclamo llegó procedente de los poblados del interior del municipio y del vecino Hecelchakán, donde el pasado fin de semana bloqueó la carretera federal Campeche-Mérida, además de que han tomado escuelas. Los quejosos dijeron que se les ofrecieron despensas a cambio de terminar sus protestas. Farías fue liberado poco antes de la medianoche, después de firmar un documento en el que se comprometió a no tomar represalias contra los manifestantes ni contra los docentes que se han sumado a las protestas contra la reforma educativa. Esta tarde, como prometió ayer con los manifestantes, el funcionario recibió en su despacho de la Secretaría de Educación a una comisión integrada por una docena de representantes de los inconformes. La reunión transcurrió a puertas cerradas y los accesos del edificio fueron cerrados a los medios de comunicación. En tanto, maestros disidentes de la Sección 4 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), inconformes con la reforma educativa, continúan con la toma de la sede gremial, mientras que otros tomaron esta tarde las casetas de cobro de la autopista Campeche-Champotón donde se dedicaron a botear.

Comentarios