Incendio en pozo de Tabasco está bajo control

viernes, 1 de noviembre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab., (apro).- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, y el gobernador Arturo Núñez realizaron un recorrido de supervisión por el pozo Terra 123, que arde por fuga de gas desde el domingo anterior, en el poblado Oxiacaque del municipio de Nacajuca. El mandatario estatal informó que durante un sobrevuelo y visita cerca del pozo, se percató que el siniestro está bajo control por parte de los técnicos de Pemex, refiere un comunicado. “Pude advertir que están trabajando y que tienen controlada la situación”, aseguró para enseguida destacar que recibió invitación de Lozoya Austin para visitar el sitio del siniestro y ver qué es lo que están haciendo los técnicos, y qué es lo que van a realizar en las próximas semanas. Núñez Jiménez explicó que sostuvieron una reunión de evaluación técnica sobre las acciones previstas en el programa de control para atender la contingencia, pues el gas que arde tiene su origen a 5 mil 72 metros de profundidad y es dulce, es decir, carece de ácido sulfhídrico. La opción más viable que ellos consideran, señaló, es que en ocho semanas tengan completamente sofocada la conflagración. También dijo que su gobierno está muy pendiente de los habitantes de las localidades aledañas al siniestro, a la vez que está alerta de que no haya ninguna situación de emergencia. Aunque por el momento no se requiere evacuar a los habitantes de la zona, Núñez Jiménez afirmó que, en caso de ser necesario, están listos para auxiliarlos. “En un principio no se avizora este escenario y ojalá así sea”, puntualizó. Por su lado, Pemex informó que en la zona se realizan tareas de atención y apoyo a la comunidad, que incluyen un programa de salud preventivo, orientación y asistencia social y entrega de despensas. Como medida de prevención, se instalaron, a 150 metros del pozo, barreras para contener una posible emanación de los líquidos del hidrocarburo, las cuales cubren 200 metros de longitud. Además, el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) efectúa el monitoreo permanente de la calidad del aire y control atmosférico y, por el momento, no se han detectado afectaciones a la fauna ni a la flora más allá de las instalaciones de Pemex en la zona. Emilio Lozoya y Arturo Núñez reconocieron el trabajo que realizan los técnicos de Pemex, así como los elementos del Ejército, Marina, Semarnat, Profepa y del gobierno de Tabasco. Además, continúa el acopio de los materiales impactados del pozo y se cuenta con la asesoría de la empresa estadunidense Wild Well Control, líder en control de este tipo de contingencias. La organización para atender la emergencia abarca diversas áreas, incluyendo control de pozos, operación, logística y seguridad física e industrial, precisó la paraestatal.  

Comentarios