Se deslinda empresario de ataques a radiodifusoras en Quintana Roo

viernes, 1 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Mario González, empresario de la construcción, a quien el expresidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, y concesionario radiofónico, Sebastián Uc Yam, acusó como probable responsable del ataque a sus dos estaciones de radio la semana pasada, se deslindó de los hechos y afirmó que no es la única persona que tiene demandado al exedil perredista. El exfuncionario, dijo, carga a cuestas al menos seis denuncias penales por distintos delitos, entre ellos el de fraude en la Subprocuraduría de Felipe Carrillo Puerto, “No soy la única personas que lo tienen demandado”, declaró a Noticias MVS Respecto la denuncia que Uc Yam afirmó que presentaría para deslindar responsabilidades por el incendio de las radiodifusoras 100.1 y 102.1 del municipio quintanarroense, de lo que acusa al empresario, éste sostuvo que es muy fácil hacer una acusación sin sustento. “La cuestión es que proceda de que tenga pruebas de que yo fui”, señaló. Abundó: “Qué casualidad de que antes de que se liberara la orden de aprehensión, le queman las radiodifusoras a este señor, que casualidad que fui el único empresario que tuvo el valor de demandar a un político y me hace a mí o me quiere hacer responsable de una situación que él está enfrentando en cuanto a sus radiodifusoras”. González afirmó que el día que fueron incendiadas las emisoras, él ni siquiera se encontraba en Quintana Roo, estaba –dijo—en la ciudad de México supervisando una construcción de edificios. Precisó que llegó a Quintana Roo el 7 de octubre para verificar el avance de su demanda contra Uc Yam y regresó al DF el 13 de octubre. “Yo niego rotundamente los hechos, yo no soy una persona de problemas, yo soy un empresario que se dedica a la construcción, hemos hecho muchas obras. Imagínese con qué tipo de gente se tendría que estar rosando para hacer ese tipo de situaciones”, comentó. González afirmó que la demanda que interpuso es contra Uc Yam porque nunca le firmó los contratos de las obras que realizó en el municipio, sólo las autorizó por teléfono. “Yo no puedo demandar al ayuntamiento porque esas obras no me las pidió el ayuntamiento, esas obras al no estar en el presupuesto de obras anuales en automático, son obras que no pidió el ayuntamiento”, explicó. El empresario detalló que realizó seis obras para el municipio de Felipe Carrillo Puerto: la remodelación del Palacio Municipal, del estadio de beisbol, de la ciclopista, la apertura de una calle en el fraccionamiento Vivar, la limpieza de un terreno que está denominado como Expo Maya y la renovación de un parque público. Uc Yam, refirió el empresario pidió los presupuestos de todas esas obras y después de recibirlos pidió por teléfono al empresario que se arrancara con ellas para lo que utilizó dinero de su empresa. Se entregó el Palacio Municipal, el estadio de beisbol, por la premura de Uc Yam para inaugurar la Liga Maya y el resto de las obras tienen un avance del 70%, según González. “Íbamos continuamente con el presidente municipal para que nos firmara los contratos y nos diera los oficios de adjudicación directa, todos los requerimientos necesarios para hacer este tipo de trabajos. “El señor nos recibió en su despacho y nos dijo que todavía no estaban los contratos porque estaban dando de alta las obras en el presupuesto de obras anuales, que estaban apenas autorizando las obras en las instancias correspondientes y que todas estas obras se iban a pagar sin problema”, sin embargo, acusó el empresario eso nunca sucedió. Ante la acusación del exedil perredista en su contra, el empresario se dijo dispuesto a colaborar en las investigaciones con las autoridades, al tiempo en que insistió en que no tuvo responsabilidad alguna en el incendio de las radiodifusoras. Uc Yam se presentó la tarde del miércoles pasado ante la fiscalía de Felipe Carrillo Puerto con un amparo que contra cualquier acción legal en su contra, para presentar la denuncia por el ataque a sus dos radiodifusoras. Según subprocuradora de Justicia de la Zona Maya, Blanca Imelda Ávila Varguez, solamente levantó la denuncia bajo la figura de propietario, pero no acreditó la propiedad de las estaciones, no presentó las facturas de los transmisores ni los permisos federales para la operación de las radios. Además, señaló que no hizo imputaciones directas contra alguien en particular, en este caso contra Mario González, a quien responsabilizó de los hechos.

Comentarios