Inicia proceso contra detenidos por incendio de alcaldía poblana

martes, 12 de noviembre de 2013
PUEBLA, Pue. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que dio inicio el proceso oral en contra de cinco personas detenidas durante los disturbios de la semana pasada en el municipio de Guadalupe Victoria, donde fueron incendiadas la alcaldía, así como la casa y un negocio del presidente municipal, Felipe Cortés. Luego de una sesión realizada de acuerdo con el nuevo sistema penal de justicia, se vinculó formalmente a proceso a Pedro Enrique Islas Espinoza, José Islas Espinoza, Pedro Islas Navarro, José Irineo Santiago Arcos Romero y Zenón Romero Mata. En días pasados se ejerció acción penal contra los ahora procesados, después de que en la Audiencia de Control de Detención se determinó que su arresto fue legal, según el nuevo esquema penal seguido en la Casa de Justicia del municipio de Teziutlán, primer distrito judicial de Puebla donde se aplica el sistema oral procesal. Este martes la Fiscalía General Regional presentó pruebas que fueron aceptadas por el juez de Control, quien finalmente determinó que los cinco implicados fueran vinculados al proceso. Los habitantes de Guadalupe Victoria son acusados de los delitos de daño por incendio, daño en propiedad ajena doloso, ataques a las vías generales de comunicación y a la seguridad en los medios de transporte, así como motín. Además, el juez de Control dio entrada a la solicitud que presentó el agente del Ministerio Público para que se dictara la prisión preventiva en contra de los cinco implicados. Entre la noche del 4 y la madrugada del 5 de noviembre, un grupo de habitantes de Guadalupe Victoria –población ubicada al pie del Pico de Orizaba, en los límites de Puebla  y Veracruz– incendió el edificio de la presidencia municipal, así como el domicilio particular y una clínica del alcalde Felipe Cortés Hernández. También prendieron fuego a las cuatro patrullas del ayuntamiento y causaron daños parciales a un carro y una vagoneta, y a dos cajeros automáticos, y también a la comandancia de la Policía Municipal y las oficinas del Registro Civil y de Correos. Los hechos ocurrieron cuando los pobladores del lugar demandaban justicia por el crimen del comerciante de dulces, Ernesto Osorio Cervantes, y exigían un alto a los secuestros, asaltos y asesinatos que se han disparado en los últimos meses en ese lugar. Ayer, el alcalde Felipe Cortés, quien huyó de la localidad, presentó una solicitud de licencia para ausentarse del cargo. En su lugar, el Cabildo nombró como sustituto a Heriberto Vázquez Juárez. En tanto, los familiares de los cinco detenidos aseguraron que ellos no participaron en los disturbios, y que fueron arrestados porque eran los únicos que la policía tenía a su alcance, sin haber realizado previamente una investigación de los hechos.

Comentarios

Otras Noticias