Activa Pemex plan ambiental por fuga en pozo de Tabasco

martes, 19 de noviembre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Petróleos Mexicanos aseguró hoy que cuenta con un plan de respuesta ambiental para atender cualquier contingencia en aire, agua, suelo flora y fauna provocada por la fuga de gas en el pozo Terra 123 que se mantiene sin control desde hace 19 días. Luego de que pescadores de esa región denunciaron la muerte de al menos 30 mil peces como consecuencia directa del incendio en el pozo, la paraestatal emitió un comunicado en el que destaca que en los análisis hechos hasta ahora en la atmósfera “son favorables”, de acuerdo con parámetros establecidos en las Normas Oficiales de Calidad del Aire (ozono, bióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, bióxido de azufre, ácido sulfhídrico, partículas suspendidas totales), ya que están por debajo de dichas normas. Según Pemex, tales actividades son realizadas por expertos del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), en coordinación con la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (SERNAPAM). En la primera etapa del monitoreo, dijo, se evaluó el aire en las comunidades de El Sitio, Isla Guadalupe, Oxiacaque, El Chiflón y Belén, aledañas al pozo Terra 123 y adelantó que las pruebas se extenderán a un total de 12 poblados más. Por la altura que presenta la pluma de combustión del pozo, la cual se eleva verticalmente y es dispersada por las corrientes de aire en las capas superiores, así como a los factores climáticos y el viento de la zona, subrayó que no se ha detectado ninguna alteración significativa. Asimismo, informó que continuarán los monitoreos para detectar cualquier variación. En el comunicado, Pemex insistió en que desde el inicio de la contingencia la UJAT analiza agua, suelo, flora y fauna dentro de un radio de cinco kilómetros al pozo siniestrado. “Para determinar la calidad del agua (peces, sedimentos y moluscos) se evalúan las entradas, puntos intermedios y salidas de los ríos, así como lagunas y agua subterránea”, precisa. Mientras se logra controlar la fuga de gas, “el fuego se mantendrá prendido, a fin de evitar la formación de una capa de gas que podría resultar muy riesgosa”. Finalmente, aseguró que Pemex Exploración y Producción (PEP) realiza todos los esfuerzos necesarios, sin escatimar recursos económicos y humanos, además de utilizar la aplicación de tecnología avanzada, con el propósito de concluir con estos trabajos de acuerdo al programa inicial, que es de ocho semanas.  

Comentarios