Limpian de ambulantes y pobres el centro de Oaxaca por congreso internacional

martes, 19 de noviembre de 2013
OAXACA, Oax., (apro).- El gobierno de Oaxaca “limpió” de “personas incómodas” la capital la entidad, para recibir este martes a autoridades y expertos de más de 230 ciudades patrimonio de todo el mundo, que durante cuatro días analizarán la problemática, los retos y el futuro que enfrentarán. Durante la inauguración de la décimo segunda edición del Congreso de Ciudades Patrimonio Mundial, en esta ciudad, el gobernador Gabino Cué Monteagudo destacó que Oaxaca conmemora que hace 25 años la UNESCO declaró al Centro Histórico y a la zona arqueológica de Monte Albán como Patrimonio Mundial de la Humanidad. De igual manera, reconoció el interés de los gobiernos municipal y estatal por trabajar en la recuperación de los monumentos históricos y contribuir al fortalecimiento y cuidado del patrimonio de la humanidad con el que cuenta el estado. En su oportunidad, la titular de la Secretaria federal de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien asistió en representación del presidente Enrique Peña Nieto, aseguró que Oaxaca es un referente cultural a nivel mundial, por lo que el gobierno federal ha asumido el compromiso y la responsabilidad de trabajar en su conservación. Para recibir a los expertos de las más de 230 ciudades patrimonio de todo el mundo, el gobierno oaxaqueño “desapareció” a los ambulantes del primer cuando de la ciudad, pero también ordenó cubrir los baches y “esconder” los plantones y autobuses chatarra, así como la inseguridad, caos y anarquía, pero sobre todo la pobreza. Con 75 millones de pesos, Luis Ugartechea, alcalde de esta ciudad, hizo el “milagro” de convertir el principal manifestódromo del país en “capital mundial de las ciudades patrimonio”. No obstante, en seis días más, cuando el evento haya concluido, la ciudad “modelo” recobrará su verdadero rostro, cuando cientos de ambulantes, indigentes, taqueros, chapulineras, tortilleras, chicleros, boleros, fruteras y artesanos vuelvan a las calles. El gobernador, el alcalde panista y el presidente del comité organizador del evento, Gerardo Gutiérrez Candiani, hicieron de todo para que la ciudad luciera sin gente “incómoda”. Ante el escenario montado, la presidenta en México del Consejo de Monumentos y Sitios Históricos (Icomos, por sus siglas en inglés), Olga Orive Bellinger, dio un golpe con guante blanco a las autoridades oaxaqueñas, y aclaró: “Oaxaca no es Oaxaca si nada más se ven sus piedras. Oaxaca es Oaxaca gracias a sus patrimonio inmaterial, gracias a que tiene sus danzas, su música, sus fiestas y contexto social”. Rafael Pérez de la Concha, coordinador regional de la Organización de las Ciudades Patrimonio en Europa Sur y  el Mediterráneo, añadió: “Me ha sorprendido no ver nada. Eso pasa en todas las ciudades. Poderoso don dinero. Lo que no entienden los gobernantes es que quieren que vean su ciudad bonita cuando el principal invitado es el ciudadano, el pueblo”. A su vez, Paulina Kaplan, coordinadora regional de las Ciudades Patrimonio en América Latina, señaló que “acá el patrimonio no son los ambulantes, es el valor excepcional, y hay que mostrarse cómo estamos”. Como especialista en el tema, destacó que aparte de la belleza de la ciudad, está su gente, la amabilidad que muestran, su gastronomía y sus artesanías. “Entonces, si hay graffiti es parte de la expresión cultural del siglo XXI, y si hay ambulantaje no hay que ocultarlo, es parte de la identidad y del futuro”, subrayó. Los funcionarios de la UNESCO hicieron hincapié en que “vivimos en ciudades vivas y no en museos, y aunque haya ambulantaje y basura, por ningún motivo van a salir de la lista de las ciudades patrimonio”. Esta categoría, apuntaron, “debe ser una herramienta para salir de la pobreza”. Desde la madrugada del pasado domingo 17, decenas de trabajadores limpiaron e iluminaron la ciudad, luego de  que los dirigentes de los comercios informales y organizaciones políticas llegaron a un “arreglo de buena voluntad” para desalojar la Alameda de León, la plaza del Carmen Alto y más de 20 calles aledañas. Sin embargo, un grupo de comerciantes informales amenazó con regresar al zócalo de esta capital, debido  a que la autoridad municipal no cumplió los “acuerdos económicos” establecidos para mantener libre el primer cuadro durante seis días. Una de las comerciantes, Andrea Rosas Santiago, indicó que al menos 50 hombres y mujeres continuarán con sus ventas porque no tienen otras opciones de ingreso. La mayoría, dijo, son madres solteras y adultos mayores que no pueden tener acceso a un empleo formal y deben enfrentar gastos la semana que no trabajarán. Según el presidente del Comité Municipal del PRI, Israel Ramírez Bracamontes, el Consejo de Comerciantes del Mercado de Abasto, Vía Pública y Verbenas aceptó retirarse seis días sin recibir ningún dinero. “Nosotros les pedimos (a los comerciantes informales) el favor para que a Oaxaca le vaya bien, (y) tenemos el compromiso de reubicar ambulantes al término del congreso. No hubo chantaje ni presión, es un esfuerzo de todos”, subrayó. Además de los 75 millones de pesos que se destinaron para mejorar la imagen urbana de esta ciudad, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, anunció una inversión de 75 millones de pesos para reforzar las acciones de mejoramiento de la imagen visual de la capital del estado. Considerado como uno de los eventos culturales de mayor importancia para el estado, Oaxaca se preparó así para la realización del XII Congreso Mundial de las Ciudades Patrimonio Mundial, que inició hoy y concluirá el próximo viernes 22.  

Comentarios