Denuncian carpetazo de Profepa en caso de Borge Martín

jueves, 21 de noviembre de 2013
CANCUN, Q. Roo (apro).- La agrupación ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar) exigió a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) una respuesta a la denuncia que presentó por la aparente construcción de “una playa artificial” en la zona federal marítimo terrestre dentro del parque Arrecifes Cozumel, en un predio propiedad de Roberto Borge Martín, padre del gobernador priista Roberto Borge Angulo. La presidenta de Citymar, Guadalupe Álvarez, presentó esta mañana un recurso al titular de la Profepa para “solicitar la aplicación de la ley” por la construcción de una paya artificial y la extracción de arena en la costa norte de la isla. “Tiene ocho meses que se interpuso la denuncia y hasta hoy no nos informan qué medidas se tomaron”, precisó la ambientalista. En este nuevo recurso, Guadalupe Álvarez refirió que el 18 de abril pasado presentó la denuncia, la cual ratificó el 22 y amplió el 25 del mismo mes, “con material fotográfico”. También destacó que, en esta denuncia, Citymar ratificó la afectación a roca costera en el predio que se ubica en playa Punta Francesa, a la altura del kilómetro 16.5. Para la construcción de esta playa artificial, detalló la ambientalista, se llevó a cabo “un relleno de manglar”. “Cabe mencionar que la denominada Punta Francesa es propiedad del Roberto Borge Martín, padre del gobernador Roberto Borge Angulo", insistió Álvarez Chulín en la queja. Luego advirtió que este relleno de arena implicó la afectación de arrecifes de coral. Al respecto, precisó que frente al predio en el que se llevaron a cabo los trabajos para la playa artificial se ubican “los arrecifes Punta Francesa, Santa Rosa, Palancar, Colombia y Maracaibo”. Álvarez Chulín recordó que la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente establece que la Profepa deberá de establecer si procede o no una denuncia. De igual forma, mencionó que si la queja es admitida, dará un plazo a las partes para presentar pruebas. Sin embargo, Álvarez Chulín señaló que la Profepa no le dio respuesta acerca de si procedió o no la denuncia por la construcción de esta playa y artificial. La activista precisó que no hubo permisos para la construcción de esta playa artificial, pues no aparece ningún trámite en los estrados de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). De igual forma, manifestó que la delegada de la Profepa, Ludivina Menchaca, ha tenido un mal desempeño al frente de esa dependencia en Quintana Roo. “Todo es una desastre”, acusó la presidenta de Citymar.

Comentarios