Exigen se libere a detenidos por quema de alcaldía poblana

miércoles, 6 de noviembre de 2013
GUADALUPE VICTORIA, Pue. (apro).- Habitantes se manifestaron esta tarde frente a la presidencia municipal para exigir la liberación de cinco detenidos, quienes son señalados como responsables de los hechos violentos registrados la madrugada del martes 5. Según los inconformes, estas personas son sólo “chivos expiatorios”, capturados sólo porque se cruzaron en el camino de los policías y no porque se haya realizado una investigación que demostrara su participación en los hechos. Además, aseguraron que el problema clave que debe atender el gobierno estatal es la exigencia de la ciudadanía por brindar seguridad a esta población, donde se han disparado los asesinatos violentos, los secuestros y asaltos. Entre la noche del lunes y la madrugada del martes, un grupo de habitantes de esta población, ubicada al pie del Pico de Orizaba, en los límites de Puebla y Veracruz, incendió el edificio de la presidencia municipal, el domicilio particular y la clínica del alcalde Felipe Cortés Hernández, así como las cuatro patrullas que tenía ese ayuntamiento, que resultaron con pérdidas totales. Además, la turba enardecida causó daños parciales por incendio a un Jetta particular y afectaciones a una vagoneta Peugeot con logotipos del DIF, así como a dos cajeros automáticos instalados en el patio de la presidencia, y afectaciones a la comandancia de la Policía Municipal, oficinas de Registro Civil y a las de Correos de México. Unos 500 habitantes de esta localidad, que cuenta con una población de 16 mil, se concentraron en la plaza principal desde la medianoche del lunes para reclamar justicia al alcalde Cortés Hernández luego del asesinato del comerciante de dulces Ernesto Osorio Cervantes. Los inconformes exigían un alto a los secuestros, asaltos y asesinatos que se han disparado en lo que va de este año en esa comunidad, pero el edil no acudió a atenderlos, por lo que del enojo pasaron a la furia y empezaron a causar destrozos en la presidencia municipal, prendieron fuego a las patrullas y destruyeron los cajeros automáticos que se encontraban en el lugar. Luego de ello se concentraron frente a la casa del alcalde, quien alcanzó a salir huyendo del inmueble antes de que los enardecidos lugareños prendieran fuego al domicilio y luego hicieran lo mismo con una clínica propiedad de Cortés Hernández, que acababa de ser remodelada y estaba a punto de inaugurar. Según uno de los habitantes, la irritación surgió por el enojo que ha generado el incremento de la inseguridad en ese pueblo, pues recientemente una joven mujer también resultó asesinada y su cadáver apareció sin ojos. La noche del martes, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó sobre la detención de Pedro Enrique Islas Espinoza, José Islas Espinoza, Pedro Islas Navarro, José Irineo Santiago Arcos Romero y Zenón Romero Mata, señalados como responsables de la violencia en Guadalupe Victoria. Sin embargo, por la mañana, un grupo de familiares de estas personas acudió a las oficinas de la Secretaría General de Gobierno del estado para reclamar su liberación, ya que aseguran que no existen elementos para responsabilizarlos de la violencia que se desató en ese municipio. Además, los manifestantes advirtieron que la inconformidad que subsiste en esa población podría salirse de nueva cuenta de control, ya que desde hace meses han pedido que envíen refuerzos policiacos a ese municipio para detener la ola de violencia que se ha suscitado por la acción de bandas delictivas. En particular, mencionaron el caso de Angélica Mendoza Juárez, quien el 6 de octubre fue hallada muerta con 43 puñaladas. “En lugar de enviar policías para cuidar a la población, lo hicieron para custodiar al alcalde”, acusó Ana Cecilia Juárez, tía de la joven asesinada.

Comentarios