Descarta Pemex indemnizar a afectados por pozos siniestrados

miércoles, 11 de diciembre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Al no detectar “afectación evidente”, Petróleos Mexicanos (Pemex) advirtió que no pagará un centavo en efectivo a los habitantes de 25 comunidades aledañas al pozo Terra 123 y Tizón 222 que, desde la semana pasada, mantienen bloqueado el acceso a estas instalaciones en demanda de indemnizaciones por daños. “El pago en efectivo está descartado, Pemex no se presta a eso, primero porque no hay una afectación evidente, aunque estamos dispuestos a apoyar en el desarrollo social de las comunidades”, advirtió el director de Pemex, Exploración y Producción (PEP), Carlos Morales Gil. Además, resaltó en rueda de prensa, se han realizado mil 590 consultas a los habitantes de comunidades cercanas y no se ha detectado presencia de contaminantes, dado que el material que se incendia en el pozo Terra 123, del municipio de Nacajuca, se disipa en la atmósfera y no tiene impacto en la zona. También dijo que a 44 días del siniestro los trabajos para controlar el pozo llevan un avance de 70%, con pérdidas diarias de 100 mil dólares, lo que representa una suma de 4 millones 400 mil dólares hasta la fecha. Enseguida, lamentó que los bloqueos y protestas únicamente retrasen los trabajos, sin embargo, señaló que pese a ello la producción en la Región Sur sigue a la alza con 490 mil barriles por día. Morales Gil explicó que el pozo Terra 123 se perforó entre agosto de 2012 y octubre de este año a una profundidad de 5 mil 72 metros, entrando en producción el 25 de octubre pasado. El funcionario insistió en que el siniestro no representa riesgo para la población, ya que la más cercana se ubica a 1.5 kilómetros; incluso, acotó, se sigue apoyando a las comunidades con despensas, atención médica y monitoreando la calidad del aire a través del Instituto Mexicano del Petróleo y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), sin que hasta el momento se hayan detectado partículas de bióxido de carbono o de azufre. Sobre la postura de Pemex ante la empresa Halliburton que perforaba el pozo Terra 123, Carlos Morales dijo que primero se tiene que controlar la situación y luego hacer un análisis de lo que ocasionó el accidente, pero si resulta responsable, tendrá que asumir los costos esa firma estadunidense. Acompañado de José Luis Fong, subdirector general de PEP Región Sur, Morales Gil descartó que se esté incubando un grave conflicto social en comunidades aledañas a los pozos, ubicados en los municipios de Nacajuca y Centla, por la explosión e incendio de sus instalaciones que, en el caso del Tizón, fue controlado el mismo día, mientras que el Terra sigue ardiendo desde finales de octubre. Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas y Agrarios del Congreso estatal, Verónica Pérez Rojas, acusó a funcionarios de Pemex de pretender dividir a las comunidades afectadas, “sembrando” grupos que se conformarían con la entrega de despensas, cuando lo que quieren es indemnización por daños a la agricultura, pesca, animales y viviendas. En rueda de prensa, la legisladora perredista rechazó que las movilizaciones de los afectados de las 25 comunidades de Nacajuca y Centla tengan tintes políticos, y aclaró que ella participa a petición de los lugareños. Asimismo, anunció el arribo de un visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para analizar la situación que prevalece en las comunidades afectadas luego de las explosiones de los pozos Terra 123 y Tizón 222. Representantes de comunidades afectadas señalaron que lo que exigen es pago justo por daños causados por ambos pozos petroleros, en negociación directa con la empresa.

Comentarios