Exigen indemnización a Pemex afectados por pozos en Tabasco

lunes, 2 de diciembre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab.(apro).- Alrededor de tres mil campesinos, agricultores, pescadores y mujeres de 25 comunidades de Nacajuca y Centla marcharon en esta capital para exigir a Petróleos Mexicanos (Pemex) el pago de los daños causados por el incendio del pozo Terra 123 y un oleogasoducto del pozo Tizón 222. Desde el 27 de octubre, el pozo Terra 123 arde sin control en Oxiacaque, Nacajuca y, el 26 de noviembre explotó un oleogasoducto en la macropera del pozo Tizón 222, en la comunidad de Felipe Carrillo Puerto, Centla. Provenientes de las comunidades de Oxiacaque, Guatacalca, Tucta, Sandial y El Guácimo de Nacajuca, así como de Felipe Carrillo Puerto, Centla, y otras afectadas, los manifestantes marcharon hasta las oficinas locales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) donde presentaron queja contra la paraestatal por daños a sus bienes y al medio ambiente. Encabezados por la diputada local perredista, Verónica Pérez Rojas, presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, posteriormente se dirigieron a la llamada Pirámide de Pemex, oficinas administrativas, donde lanzaron consignas en su contra y exigieron el pago de daños. Finalmente, caminaron hasta la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección al Ambiente (Sernapam), donde entregaron un documento solicitando su intervención para que Pemex pague las afectaciones ocasionadas Por su lado, el alcalde perredista de Nacajuca, Pedro Landero López, exigió a Pemex que asuma su responsabilidad por la explosión del pozo Terra 123 y deje de dividir y de confrontar a los habitantes de las comunidades afectadas, “mediante el sobornar de presuntos líderes que sólo andan inventando la supuesta entrega de apoyos”. Mediante un comunicado, demandó a funcionarios de la paraestatal respetar a los gobiernos estatal, municipal y a los delegados como los interlocutores válidos y para hacerle llegar los apoyos emergentes, “a las miles de familias que están siendo impactadas por la explosión del Pozo Terra 123”. Resaltó que su gobierno y el del estado, así como los delegados municipales, vienen trabajando conjuntamente para gestionar apoyos a las familias afectadas en las diversas comunidades de Nacajuca. “Pero de parte de los funcionarios de Pemex sólo hemos encontrado indiferencia y cerrazón. Pero lo más grave, es que recurren a viejas prácticas para dividir y confrontar a los habitantes con las autoridades, como el hecho de ofrecer apoyos a presuntos líderes, al margen de cualquier intervención del gobierno estatal, municipal o delegados”, denunció. Es decir, “los funcionarios de Pemex no conforme con afectar la vida de las familias y contaminar brutalmente el municipio, ahora también provocan conflictos sociales y no respetan ni a las autoridades estatales, municipales ni a los delegados”, arremetió. Acusó que hay intención deliberada de los funcionarios de Pemex de distraer la atención, “a través del ofrecimiento de apoyos que no dejan de ser migajas que les prometen a quienes sin el menor escrúpulo se dejan sobornar para engañar a los afectados, mientras el pozo Terra 123 continúa ardiendo y contaminando los alrededores”. Pemex “es el único responsable”, dijo, del incumplimiento de los apoyos ofrecidos y que su obligación no termina “con la entrega de una despensa o de unos pollitos”, sino que debe indemnizar por las afectaciones a tierras productivas en las que ya no se puede sembrar. También por la contaminación de ríos y lagunas en las que ya no se puede pescar, y en la salud de los habitantes que se ha visto sensiblemente impactada, aunado a los daños directos “que se irán conociendo en la medida en que pase el tiempo y la explosión cese”. “Ya basta del abuso y la irresponsabilidad de los funcionarios de Pemex que en vez de estar preocupados por controlar el incendio en el Pozo Terra 123 están más interesados en sobornar a supuestos líderes que en atender a la población que sigue demandando atención médica, apoyos para poder solventar su diario vivir que se ha visto sensiblemente afectado por el siniestro que lleva poco más de un mes”, señaló. Landero López solicitó la intervención del gobierno federal y estatal para que los funcionarios de Pemex “dejen de sembrar la discordia y la confrontación en las comunidades”.

Comentarios