Lluvias atípicas y nevadas causan muerte y destrucción en Chihuahua

lunes, 23 de diciembre de 2013
CHIHUAHUA, Chih., (apro).- Un adultos y dos menores quedaron sepultados en su propia casa luego de desgajarse un cerro en la comunidad de Sahuasichi, municipio de Batopilas, el pasado domingo. Según el parte oficial de la Unidad Estatal de Protección Civil, las tres personas que forman parte de una familia no han sido encontradas aun. El accidente fue provocado por las lluvias atípicas que se han registrado en los últimos días en esa zona y que incluso ya provocaron el derrumbe de otros dos cerros y la destrucción de un puente recién inaugurado Batopilas, entre otras afectaciones. Las lluvias y la nieve que azota a la Sierra Tarahumara también ya dejaron sentir su presencia en los municipios Urique, Chínipas, Ocampo y Guachochi. La crecida del río Urique afectó municipios de Guachochi, Batopilas y Urique, en este último se llevó tres postes por lo que tuvieron que evacuar ocho viviendas; en Guachochi, desalojaron la zona aledaña a una las lagunas más conocidas, para prevenir alguna tragedia en caso de que se reviente el dique. El gobernador César Horacio Duarte Jáquez comentó que debido a las condiciones adversas no se han podido cuantificar las comunidades afectadas y los daños ocasionados. “Estamos evaluando los sitios muy afectados, el reporte es que se están restableciendo los servicios de electricidad, agua, drenaje en Urique, en Chínipas subió el agua hasta la pista aérea, hasta zonas donde no había llegado; en Batopilas se cayó u puente que tenía poco de tiempo de construido, fue inédita la creciente”, dijo. Hay viviendas que están ubicadas en los lechos de los ríos que también han sido afectadas, pero aún no las cuantifican: “no es un hacinamiento poblacional, hay dispersión del territorio, aún no tenemos noticias muy concretas”. Duarte informó que las autoridades estatales y de diferentes municipios han habilitado albergue en las cabeceras municipales para las personas que se encuentran en riesgo. El titular de Protección Civil en el estado, Luis Luján Peña, informó que captaron 160 milímetros de agua Urique, por lo que el río del mismo nombre, creció siete metros y dañaron tres puentes colgantes, así como tres viviendas inundadas. En Chínipas fueron 10 casas inundadas y una escuela, el puente Navojoa-Sonora y se dañó una línea que abastece a unas 2 mil personas, que son aproximadamente el 25 por ciento de la población y aun no se puede restablecer porque el suministro de energía que lo alimenta, se localiza en el estado de Sonora. Una vez que la Unidad de Protección Civil estatal conozca los informes de todo el estado, valorarán si emiten una declaración de emergencia, pero será hasta que conozcan las dimensiones concretas del problema en la Sierra Tarahumara, por el registro de lluvias y nevadas.

Comentarios