Vulnera derechos de niños disputa por escuelas de Oaxaca: Defensoría

martes, 3 de diciembre de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- La disputa de los planteles escolares entre maestros de las secciones 22 y 59 vulneran los derechos humanos de la niñez porque están expuestos a agresiones físicas y psicológicas, denunció el ombudsman Arturo Peimbert Calvo. Por ello la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió desde el pasado 8 de octubre una alerta temprana en la que pidió a las autoridades estatales y municipales desplegar las acciones necesarias para garantizar un retorno pacífico a clases. En esa ocasión se solicitó a la Secretaría General de Gobierno, Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Seguridad Pública (SSP), Coordinación para la Atención de Derechos Humanos del Ejecutivo estatal y autoridades municipales que evitaran cualquier tipo de violencia. Pese a ello se han suscitado excesos de violencia en diferentes planteles, razón por la que se han iniciado cuadernos de antecedentes y la puesta en marcha de medidas cautelares para evitar daños de difícil o imposible reparación. El 14 de noviembre, la Defensoría inició el cuaderno de antecedentes DDHPO/CA/1074/(01)/OAX/2013 por los hechos relacionados con el caso de la primaria Monte Albán, localizada en Santa Cruz Xoxocotlán, donde los maestros de la Sección 22 recuperaron por medio de la fuerza ese espacio educativo. Luego de ello se dictaron medidas cautelares a la Secretaría General de Gobierno, SSP, PGJE y IEPO, con la finalidad de que atendieran y solucionarán la problemática educativa de la escuela, así como brindar seguridad en la zona. Posteriormente, el 28 de noviembre se inició el expediente DDHPO/1135/(01)/OAX/2013, luego de que la Sección 22 convocara a sus agremiados para recuperar las escuelas en la colonia Los Ángeles, municipio de San Jacinto Amilpas. Y se emitieron medidas cautelares para que la SSP garantizara el orden y la seguridad pública en la zona para evitar daños de difícil o imposible reparación. Al lugar de los hechos acudieron cuatro representantes del ombudsman estatal para documentar excesos y brindar acompañamiento a los actores involucrados en el ejercicio del derecho a la educación. Arturo Peimbert hizo hincapié en que estas acciones violentas vulneran derechos humanos de la niñez, de la juventud y padres de familia, así como de los trabajadores de ambas secciones sindicales. El ombudsman pidió privilegiar el interés superior de la niñez en el conflicto entre las secciones 22 y 59 del SNTE, ya que el derecho a la educación es una prerrogativa que tiene todo ser humano. Finalmente, exhortó a trabajadores de la educación, padres de familia y autoridades municipales, así como a servidores públicos del Ejecutivo estatal, a buscar los canales idóneos para que, a través del dialogo, la mediación y la paz se llegue a una solución de fondo al conflicto intersindical.

Comentarios