Dice Espino que su partido tiene más militantes que el PAN

martes, 12 de febrero de 2013
CAMPECHE, Camp. (apro).- Manuel Espino Barrientos aseguró que Concertación Mexicana, el partido que está formando, tiene ya más militantes que el PAN, del cual fue dirigente nacional y que ahora, aseguró, está en riesgo de perder su registro. De visita en Campeche, a donde llegó hoy para entrevistarse con “liderazgos” interesados en sumarse a Concertación Mexicana, dijo que su proyecto de partido ha tenido “éxito sorprendente”. “Esperaba una respuesta más tímida y modesta, porque en México los partidos políticos están muy desprestigiados y creímos que sería más difícil convencer a la gente”, comentó. En conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por desconocidos personajes, argumentó que Concertación Mexicana es “un partido novedoso que no responde a los patrones de comportamiento de los partidos tradicionales”. Recordó su militancia de 33 años en el PAN: “Aposté mi vida en eso, y finalmente el partido decidió terminar como un partido más, un partido que solapa la corrupción, que es controlado por familias, por grupos muy pequeños.” Consideró que la derrota electoral del pasado 1 de julio es una tragedia para el PAN, pues, “primero, la ciudadanía le dio la espalda en las urnas” y lo mandó al tercer lugar de las preferencias, “y no sólo eso, a los cinco meses perdió 82% de su membresía”. “Los panistas le dieron la espalda porque hay una gran decepción, porque el PAN, me consta, fue un partido con prestigio, que honraba su palabra, de convicción democrática, que apostaba a la transparencia, respetaba la vida de las instituciones, que no se arrodillaba frente al poder, que hacía propuestas, que dialogaba, y hoy es lo contrario”, acusó. “Se convirtió en un PRI de los 80 y en algunos lugares hasta en un PRD de los 90, rijoso, sin rumbo, sin dirección y eso tiene al partido ahora postrado”, añadió. Espino Barrientos reconoció que en 2000, “con todo lo que el PAN había venido aportando, no le alcanzaba para llegar a la Presidencia de la República”, pero tuvo en Vicente Fox un candidato que resultó ser un fenómeno electoral, y lo mismo le pasó ahora con Enrique Peña Nieto al PRI, que no estaba listo para regresar a Los Pinos, porque estaba en un proceso de reconfiguración. “Peña ganó a pesar del PRI, como Fox ganó a pesar del PAN, aunque con ayuda del PAN porque el PAN entonces tenía un gran prestigio que no tiene el PRI ahora, pero el PRI tiene ahora la oportunidad de demostrar a los mexicanos que merecía regresar al poder nacional”, opinó. Sobre la oferta de Concertación Nacional, dijo que lo novedoso es que “no es un partido ideológico, doctrinario, dogmático…, ya es un partido en construcción ya está definida su estructura, lo que no tiene es el registro, estamos en ese trámite”. “A diferencia de los demás partidos, no es un ideológico sino programático, nos mueve no un dogma, no una filosofía política sino una agenda social, nuestro compromiso es con la sociedad, no con un forma de pensamiento”, acotó. Argumentó que “el hambre, la deficiencia educativa, el fenómeno de la migración, la violencia, el desempleo, no tienen soluciones de derecha o izquierda, esos problemas no se resuelven con planteamientos conservadores o liberales, se resuelven con soluciones sociales eficaces”. Afirmó que su nuevo partido vaya a ser “satélite ni componenda” de otro. “Este partido ni es satélite de otro, ni es componenda de gobierno, es un partido con autonomía, voz propia, propuesta; muchas de esa propuestas podría afirmar, son por mucho, superiores a la de otros partido políticos, son propuestas surgidas de la sociedad, no construidas en oficinas o en academias, fundaciones o por grupos de expertos, son propuesta recogidas por meses entre la sociedad. “Nuestro caso es distinto, no dependemos del gobierno. No tenemos vínculos con el crimen organizado, ni tenemos personajes con el descrédito que han hundido a otros partidos, no nos movemos en torno a un cacique o de una figura, somos un partido de pares que gira en torno a una agenda. “No somos instrumentos del poder, somos instrumento de la sociedad; no somos un partido de oposición sino de cooperación, lo mismo estamos dispuestos a cooperar con alcaldes, gobernadores o el presidente de la república independientemente de su origen político, siempre que hagan las cosas para bien de la sociedad”. Reiteró que “no somos antagónico de la vida institucional, sino que queremos fortalecerla, este tipo de partidos en el mundo han dado muy buen resultado”. Expuso que los partidos ideológicos “ya van de salida en el mundo” y hoy son obsoletos. Sobre las críticas que han surgido en torno a su proyecto de partido, respondió que sólo las ha escuchado del PAN “y ya se callaron la boca”. Señaló que luego de que los panistas pugnaban por modificar las reglas electorales aumentar en los partidos el número mínimo de militantes y el porcentaje mínimo de votación para conservar el registro, “ahora, después de su tragedia, son ellos, los que están en riesgo de perder su registro” y afirmo que Concertación Mexicana tiene en este momento más militancia que el PAN y la fuerza necesaria para ser considerado ya un partido político.  

Comentarios