Saqueo en Tabasco involucra también a compadre de Granier, denuncian

martes, 12 de febrero de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La cabeza de Amílcar Sala Villanueva, compadre del exgobernador Andrés Granier Melo, emerge de nuevo como “uno de los principales barones del saqueo a Tabasco”, ahora como operador de fraudulentos fideicomisos en la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco). “Estos fideicomisos no han escapado a la corrupción que parece es la divisa del sexenio anterior en Tabasco, ya que hay serios señalamientos de corruptelas y uso de los recursos para cualquier otro fin, menos para el que fueron creados, que es la promoción y el desarrollo económico de la entidad”, denunció en tribuna la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Rosalinda López Hernández. La legisladora explicó que la Sedeco administra los fideicomisos para el Desarrollo Industrial de Tabasco (Fintab); Fomento y Desarrollo de las Empresas del Estado de Tabasco (Fideet); Apoyo Empresarial de Tabasco (Fidetab) y Fondo Empresarial Tabasco (FET). El más importante por el tamaño de su patrimonio es el Fideet, el cual recibe aportaciones de 20% del Impuesto Sobre Nómina (ISN) que pagan empresarios para la promoción del desarrollo industrial, productivo, de servicios o agrícola, así como para otorgar financiamiento e incentivos recuperables y no recuperables, apoyos y garantías complementarias. También mencionó que programas como el Prosoft, de la Secretaría de Economía del gobierno federal, fueron operados en la Sedeco “para favorecer a empresas mediante la triangulación de fondos de programas federales y beneficiarse de estos recursos públicos”, en virtud de que los fondos complementarios que le corresponderían aportar al estado del programa Prosoft  provenían del Fedeet. De igual manera, el Fideet financió otros fideicomisos, como el FET, que en tercer y cuarto trimestre de 2012 reportó observaciones del estatal Órgano Superior de Fiscalización, entre ellos, adeudos con el Fideet por más de 29 millones 84 mil pesos, correspondientes a las aportaciones del ISN de 2011 y 2012 que los empresarios pagan al erario tabasqueño. En el FET, los funcionarios involucrados, “en complicidad con los intermediarios financieros, acreditaron de manera irregular a personas que no tenían la calidad requerida por la ley”, denunció la legisladora perredista Y enseguida aseguró que otros fideicomisos, como el Fidetab y del Transbus, en apoyo de los transportistas, se encuentran en situación similar y virtual quiebra. Todo ello, acusó, en abierta violación a la Ley de Presupuesto Contabilidad y Gasto Público del Estado y complicidad de la desaparecida Secretaría de Administración y Finanzas (SAF), así como de la Contraloría estatal, por no revisar ni sancionar a los funcionarios responsables de manejar los fideicomisos. Sobre todo de la SAF que, lejos de fomentar el desarrollo empresarial enviando los recursos del ISN a Fideet, “los retenía con la finalidad de generar réditos, faltando así Andrés Granier a sus funciones básicas de promover la inversión de todos los sectores de acuerdo con el Plan Estatal de Desarrollo”. Este escenario “se ve aún más ensombrecido por la participación activa de Amílcar Sala Villanueva, quien se ostentaba como asesor financiero de inversiones y proyectos estratégicos de la Secretaría de Administración y Finanzas”, acusó la legisladora perredista. Y citó que el compadre de Granier Melo compareció en la constitución de los fideicomisos Fideet y Fintab, de acuerdo con su firma que aparece en el Periódico Oficial del estado del 13 de junio del 2009 y del 21 de mayo del 2008. “Aunado a lo anterior, este cargo no aparece en el organigrama de la Secretaría de Administración y Finanzas de la anterior administración”, puntualizó. Por todo ello, la diputada López Hernández solicitó y la Cámara de Diputados aprobó, mandatar al Órgano Superior de Fiscalización “auditar” y “fiscalizar” los recursos ejercidos por estos fideicomisos en el sexenio pasado. Además, se exhortó a las secretarías de Planeación y Finanzas, Fomento Económico y Turismo, y Comunicaciones y Transportes, presenten al Congreso local toda la información de esos fondos correspondiente al sexenio 2007-2012, que encabezó el priista Granier Melo. A la par, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo, David Gustavo Rodríguez, presentó denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) por irregularidades en el manejo de los fideicomisos referidos, lo que generó que se perdieran “considerables” recursos que no fueron devueltos por las empresas ni por intermediarios financieros. El funcionario no detalló en qué consiste la denuncia ni contra quién se presentó, por el secreto que requiere la indagatoria, y tampoco el monto “considerable” que no fue devuelto. No obstante, comentó que entre las anomalías encontradas en la operación de los fideicomisos se encuentran créditos recuperados que no se reportaron, así como contratos “ventajosos” para empresas vinculadas a exfuncionarios de la pasada administración priista.

Comentarios