Podrían quedar sin atención médica 700 mil oaxaqueños de zonas marginadas

miércoles, 6 de febrero de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Mientras arrecian las pugnas entre la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), alrededor de 700 mil habitantes de comunidades de alta y muy alta marginación en la entidad podrían quedarse sin atención médica. El líder de la Sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del IMSS, Hugo Edgardo Sarmiento Jiménez, acusó al gobernador Gabino Cué de discriminar y abandonar a esa población por “políticas erróneas, ineficaces e insensibles en materia de salud estatal”, y criticó al secretario de Salud, Germán Tenorio, por “inflar” cifras en el II Informe de Gobierno. Aunado a ello, el “diferendo” que existe entre IMSS-Oportunidades y el Seguro Popular, por un adeudo de mil millones de pesos –ventilado en declaraciones y desplegados periodísticos–, ahora se traducirá en un paro de “brazos caídos” que realizarán cinco mil 800 trabajadores del Seguro Social el próximo jueves 7, de las 12 a las 18 horas. No obstante, anunciaron que a partir del martes 12 brindarán atención médica a la población “que humana y técnicamente sea posible” atender entre los 800 mil derechohabientes del régimen ordinario y 700 mil solidario-habientes del programa IMSS-Oportunidades. Ello significa que a partir de esta fecha, más de 500 mil oaxaqueños deberán ser atendidos por la Secretaría de Salud y el Seguro Popular. Las acciones se dan en respuesta a las acusaciones que hizo el Secretario de Salud estatal, publicadas en el Diario Noticias, en el sentido de que el IMSS incumplió diversas cláusulas del convenio y presentó expedientes que demuestran que el paciente atendido tenía Seguro Popular. En un desplegado, Tenorio Vasconcelos pidió “no distorsionar los hechos, no tener posiciones personales o de grupo y cumplir con las obligaciones en el marco jurídico correspondiente, y procurar todos que esta circunstancia de competencia exclusivamente federal no atente contra el prestigio de nuestras instituciones”. En otro desplegado, el líder sindical Hugo Sarmiento aclaró: “Somos respetuosos de las instituciones; sin embargo, la ciudadanía oaxaqueña de alta y muy alta marginación fue discriminada y abandonada por las políticas erróneas, ineficaces e insensibles en materia de salud estatal”. Respecto del convenio interinstitucional entre el IMSS y el Seguro Popular, de fecha 31 de enero del 2008, agregó: “El motor de la demanda de una mejor atención en materia de salud proviene de la sociedad, como producto de un reclamo justo. La sociedad oaxaqueña está cambiando y requiere satisfacer sus necesidades en materia de salud. Para esto es necesario un proyecto estatal de salud, el cual no existe”. Sarmiento reconoció que “el Seguro Popular ha causado desfinanciamiento al IMSS, y para sostener el programa IMSS-Oportunidades se han utilizado las cuotas obrero-patronales de empresas que pagan puntualmente el servicio médico de sus empleados. Este recurso ha financiando indebidamente al programa IMSS-Oportunidades”, dijo. Subrayó: “Esta situación ha provocado demora, servicio deficiente y falta de equipamiento médico-quirúrgico y de medicamentos a la población derechohabiente del régimen ordinario, y generó una sobrecarga de trabajo que lesiona, de manera injusta, los derechos laborales de este gremio sindical”. Para reforzar su dicho detalló que en 1980 el programa IMSS-Oportunidades daba cobertura a 300 mil derechohabientes, en 2008 se incrementó a 750 mil y actualmente se da atención a un millón 400 mil oaxaqueños, con el ingreso en el último año de cerca de 200 mil ciudadanos en busca de atención médica. A la fecha, agregó, cuentan con un millón 400 mil ciudadanos a los que tienen la obligación de atender en el concepto de población abierta. Al referirse al gobernador, lo calificó de “incumplido” porque el 11 de noviembre de 2011, dijo, ofreció construir un nuevo hospital general en Tuxtepec, y es la fecha que no hay nada. Y Germán Tenorio Vasconcelos, apuntó, no acudió a la mesa de negociación en la que participación expertos en materia de salud para encontrar soluciones a la problemática del sector en el estado, lo que revela su total “desinterés”. Por su parte, el director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud de la entidad, Salvador Monroy Rodríguez, aseguró que el Seguro Popular no debe cantidad alguna al IMSS-Oportunidades. Señaló que el Convenio Específico de Coordinación Interinstitucional para la Ejecución de Acciones al Sistema de Protección en Salud en el Estado de Oaxaca, que data del ejercicio 2008, establece una contraprestación económica por familia afiliada al Seguro Popular y asignada a una unidad médica del IMSS-Oportunidades. Sin embargo, sostuvo, en la actualidad no existen afiliados al Seguro Popular asignados o anclados a unidades médicas rurales u hospitales bajo responsabilidad del IMSS-Oportunidades, circunstancia que no verificó el IMSS-Oportunidades desde la firma del Convenio. Entonces, el supuesto adeudo de mil millones de pesos que ha manifestado el Sindicato del IMSS y el requerimiento de pago de 153 millones que oficialmente hizo el 9 de enero de 2013 la Delegación Oaxaca de dicho Instituto, son incongruentes y no están sustentados o amparados al tenor del Convenio en cuestión, ya que están conceptualizados en pago por atenciones médicas, lo cual no se encuentra estipulado en ninguna cláusula del multicitado Convenio, concluyó.

Comentarios