Regresa la calma al Cereso de Los Cabos; fuerzas armadas resguardan el inmueble

viernes, 8 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Centro de Reinserción Social (Cereso) de Los Cabos, Baja California Sur, regresó a la calma tras el motín que protagonizaron alrededor de 300 reos la tarde del jueves, presuntamente por la escasez de alimentos. El secretario general del Gobierno del estado, Armando Vega Martínez, informó este viernes que la inconformidad de los reos se generó por la demora en la distribución de alimentos por parte del proveedor; además que “piden una mayor ración de alimentos”. Pese a que el incidente no pasó a mayores, indicó que el Cereso de Los Cabos se mantiene custodiado y resguardado por elementos de las fuerzas armadas y por agentes de los cuerpos policiacos del estado. “Hemos mantenido comunicación con los familiares de los internos que se han acercado al inmueble, a quienes se les ha proporcionado la información que solicitan”, dijo el funcionario. Refirió que a la medianoche del jueves algunos familiares de los internos amotinados pudieron entrar al penal para constatar su estado de salud. Los reos destrozaron la biblioteca, la cocina y el comedor, y también quemaron varios colchones y por los enfrentamientos, cinco reos y siete custodios habrían resultado con lesiones, según un custodio que pidió el anonimato. Al filo de las 21:00 horas del jueves personal directivo del Cereso, sostuvo un diálogo con un centenar de internos para conocer sus demandas y este viernes los internos volvieron a sus actividades normales. El motín inició con un grupo de 40 reos a las 13:30 horas del jueves pasado, en el área de comedores y luego se extendió a otras áreas. Elementos estatales antimotines, grupo creado en 2012, llegaron poco después de iniciado el motín para aplacar a las decenas de reos que protestaban en el interior del penal.

Comentarios