Núñez se olvida del caso Granier y anuncia medidas "muy duras" de ajuste al gasto

viernes, 15 de marzo de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez decidió hoy darle la vuelta a la página en el caso Granier y anunció que en los próximos días dará a conocer una serie de acciones “muy duras” para ajustar el gasto público, entre ellas, un programa de “retiro voluntario” para adelgazar la burocracia estatal. Luego de apuntar subrayar que dejará en manos de las procuradurías general de la República (PGR), general de Justicia del estado (PGJE), Auditoría Superior de la Federación (ASF), Hacienda y Función Pública el caso del presunto quebranto patrimonial cometido por colaboradores del exgobernador Andrés Granier, el mandatario perredista dijo que el programa de retiro no pretende “correr” a aquellos empleados que vienen de las pasadas administraciones priistas, aunque advirtió que se tomarán acciones “muy duras, pero necesarias” para sacar adelante a Tabasco. También informó que, en el decreto de austeridad que puso en marcha en días pasados, los salarios de los medios y altos funcionarios quedarán “castigados” durante lo que resta del año. En su caso personal, dijo que el mantendrá un salario de 92 mil pesos mensuales “líquidos”. Los secretarios del gabinete recibirán sólo 70 mil y habrá ahorros en combustibles, papelería y telefonía, entre otras medidas, para ahorrar 500 millones de pesos anuales. Además, mencionó que tan sólo las secretarías de Educación y Salud disponen de un presupuesto de 9 mil y 8 mil millones de pesos anuales, 17 mil millones entre ambas dependencias, casi la mitad de los 36 mil millones del presupuesto estatal para 2013. En tanto, el diputado federal perredista Marco Rosendo Medida Filigrana adelantó que el próximo lunes 18 acudirán a la entidad los integrantes de la Comisión de Vigilancia del Congreso y personal de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Los enviados buscan recoger información sobre el presunto desfalco de mil 900 millones de pesos de programas federales destinados a salud, educación y seguridad pública. Sobre la denuncia penal que interpuso el abogado Enrique Morales López contra el exgobernador Andrés Granier y sus hijos Fabián y Mariana Granier Calles, Medina Filigrana dijo que se trata de una farsa, que lo único que busca son reflectores porque en el pasado “aplaudió” todas las acciones del exgobernador del PRI. También recordó que en la campaña por la gubernatura de 2006 “fue uno de los que más atacó” al entonces candidato y ahora secretario de Gobierno, Cesar Raúl Ojeda, por lo que era extraño que ahora intente “ganar adeptos” en la administración de Arturo Núñez. Medina Filigrana no descartó que el abogado Morales López pertenezca a un grupo “que busca confundir a la opinión pública”.

Comentarios