Gobernador de Guerrero busca reglamentar policías comunitarias

martes, 19 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, informó que esta semana enviará al Congreso local una iniciativa para reglamentar las policías comunitarias que –subrayó– operan desde hace décadas en la entidad. Un día después de que los movimientos de autodefensa de Coyuca de Benítez y Acapulco señalaron que no se ceñirán al modelo de mando único de la Federación porque a lo que le apuestan es a la aprobación del cuarto orden de gobierno, es decir, las comunidades como un poder íntegro, Aguirre Rivero precisó que la reglamentación en proceso significa que los policías comunitarios no puedan salirse de sus jurisdicciones. La iniciativa, añadió, detalla el tipo de armamento que pueden portar, así como la obligatoriedad de portar uniformes y no encapucharse. De acuerdo con el plan, los policías comunitarios deberán someterse a un procedimiento de asamblea y tomar cursos de capacitación en derechos humanos, protección civil, primeros auxilios y uso de armamento. En entrevista realizada en la Secretaría de Gobernación, el mandatario de Guerrero señaló que todos aquellos policías que pertenecen a la Coordinadora Regional de Policías (Autoridades) Comunitarias, conocidos como la CRAC, no son nuevos, tienen más de 17 años operando y están dentro del marco legal. Añadió: “(Los de la CRAC) están debidamente uniformados, dan la cara, los conocen en sus comunidades, y los otros grupos que se autodenominaron de autodefensa ya están en la fase para reglamentarse, especialmente en Ayutla y en Tecoanapa, a través de la UPOEG (Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero)”. En el ámbito de la CRAC, dijo, operan aproximadamente 900 policías que trabajan desde hace 17 años. Sin embargo, esta figura de policía comunitaria ha operado desde hace décadas. Según Aguirre Rivero, la UPOEG ha visto con simpatía su propuesta, no así la CRAC, “porque ellos dicen ‘no tengo necesidad de que me reglamenten lo que ya tengo reglamentado, y en parte tienen razón’. Es una iniciativa que el señor secretario de Gobierno ha elaborado con mucho tino y, además, la hemos socializado con las organizaciones”, sostuvo. Ayer, la UPOEG consideró que la propuesta de mando único de la Federación a la que se alineará el estado no es viable para las comunidades, incluso se pronunciaron por crear una sola policía, pero comunitaria. Al respecto, Carlos García Jiménez, coordinador de la Unión de Pueblos de Coyuca de Benítez y Acapulco (UP-CNPA), dijo que antes de discutir el tema de seguridad en Guerrero, se debe hablar sobre la pobreza y dar soluciones. Insistió en que su propuesta es incluir en el marco legal del estado a las comunidades como cuarto orden de gobierno. Crisóforo García Rodríguez, integrante de la UPOEG, dijo que la dirigencia de la organización ya trató el tema del mando único, pero aún falta que lo discutan las bases, y en ese parte nada está escrito, como tampoco en la propuesta del gobernador Ángel Aguirre Rivero de convertir a las policías comunitarias en policías auxiliares del sistema oficial policial. García Rodríguez señaló que el sueño de todos los grupos de autodefensa de la Costa Chica es pertenecer a la CRAC y que sólo haya un sistema de seguridad comunitaria en todo el estado. El proceso de institucionalización y establecimiento del marco normativo de las guardias comunitarias que operan en algunas localidades de los municipios de Ayutla, Tecoapana y parte de La Montaña inició el pasado 20 de febrero. Ello ocurrió después de que los grupos de autodefensa de la UPOEG entregaron a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) a 20 personas de las 42 que mantenían retenidas. En esa ocasión, Ángel Aguirre Rivero informó que el compromiso con los grupos era dar respuesta a demandas sociales de las organizaciones, y dijo que serían atendidas puntualmente a través de las mesas de trabajo con la Comisión para la Armonía y el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. A partir de la liberación y entrega de las personas también inició el proceso de regulación de la operación de la policía comunitaria y los grupos de autodefensa que operan en los municipios de las regiones de la Costa Chica, La Montaña y parte del Centro, en este caso el municipio de Tixtla de Guerrero.

Comentarios