Explosión en Tlaxcala dejó discapacitadas a 28 personas

lunes, 25 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A 10 días de la explosión de juegos pirotécnicos en la comunidad de Tepactepec, municipio de Nativitas, Tlaxcala, que dejó un saldo de 17 muertos y 154 heridos, 58 personas continúan hospitalizadas y 28 tendrán que lidiar con alguna discapacidad el resto de su vida. De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud (Ssa) de la entidad, ocho personas sufrieron la amputación de alguna extremidad y otras 20 resultaron con daños en ojos y oídos. Entre las personas que sufrieron amputaciones se encuentran dos jóvenes de 19 años, otro hombre perdió las dos piernas y una mujer la pierna derecha y parte de tejido facial. Seis hombres más, de entre 27 y 65 años, perdieron piernas y brazos, y a uno de ellos sólo se le practicó la amputación parcial del pie izquierdo. Un menor de siete años y un adulto de 64 fueron diagnosticados con quemaduras en el globo ocular. María del Carmen Mazarrasa, directora del Instituto Tlaxcalteca para Personas con Capacidades Diferentes (ITPCD), informó que ya se realiza un censo para determinar el número de heridos que quedarán discapacitados y requerirán de aparatos para salir adelante. La funcionaria estatal afirmó que el gobierno de la entidad proporcionará prótesis a quienes perdieron brazos y piernas, una vez que sean dados de alta y alcancen la recuperación total. Según Mazarrasa, el ITPCD ya trabaja con los heridos que fueron dados de alta y sufrieron daño auditivo causado por la detonación de miles de cohetones. Hasta hoy, dijo, se han diagnosticado 15 pacientes con ruptura de membrana. “Hay muchos daños auditivos; como que la gente no lo creía, pero sí hubo mucho daño auditivo por el estruendo tan fuerte, incluso gente que no estaba tan cerca de la explosión y sí resultó dañada”, apuntó la funcionaria. A la fecha, 17 personas han muerto; 96 de los 154 heridos ya fueron dados de alta, y 58 permanecen hospitalizados: 13 en nosocomios de Tlaxcala, 23 en Puebla, 20 en el Distrito Federal y dos en el Hospital Shriners de Galveston, Texas. La explosión de miles de cohetones se registró el pasado viernes 15 durante una peregrinación religiosa en honor de Jesús de los tres Caminos, a quien le ofrendaron una salva de pirotecnia.

Comentarios