Por influencias de Palazuelos, dos inocentes suman ocho meses en prisión

lunes, 4 de marzo de 2013
CANCÚN, Q. Roo., (proceso.com.mx).-  Un socio y una exempleada del actor Roberto Palazuelos siguen detenidos y bajo proceso por delitos de extorsión y amenazas, como consecuencia de exigirle al también empresario hotelero el pago  de una deuda y de una indemnización laboral. Alvina Amador Manrique, exgerente operativo del hotel Diamante K y Manuel Jiménez Sandoval, socio del hotel Esmeradla K, cumplieron ocho meses presos por los delitos de extorsión en grado de tentativa, amenazas, daños y lesiones. Ambos hoteles se ubican en Tulum, donde  también reside oficialmente Palazuelos. Sin embargo, Alberto Daniel Martínez Amador, hijo de Alvina  Amador, señaló que su madre y Jiménez Sandoval están  detenidos por otras razones y por las influencias de Palazuelos en Quintana Roo. “Tiene a una señora de 48 años en la cárcel por pedir una liquidación”, dijo. De igual forma, indicó que Jiménez Sandoval está preso por exigirle a Palazuelos  el pago de 12 años utilidades en la sociedad de ambos en el hotel Esmeralda K. Sin embargo, señaló que lejos de pagarles, Palazuelos armó una acusación por extorsión y ahora Alvina Sandoval y Manuel Jiménez están detenidos en el Centro de Retención de Playa del Carmen. Refirió que su madre, quien trabajaba como gerente operativo del hotel Diamante K,  fue despedida  al hacerle notar a Palazuelos  que su centro de hospedaje no tenía planta  de tratamiento de aguas negras y que éstas terminaban en cavernas y subterráneas. En este sentido, señaló que tras su despido, su madre reclamó la indemnización, que suma un millón 400 mil pesos, por más de siete años de relación laboral, pero en respuesta el actor la demando por extorsión. Comentó que Palazuelos acusó a Alvina Amador de pretender extorsionarlo por un millón 500 mil pesos, que es el mismo monto que la exgerente reclama como indemnización. Mencionó que Manuel Jiménez le recamó al administrador del hotel Esmeralda K,  Luis Lozano Espíndola, el pago de utilidades  de 12 años, por su sociedad  en ese centro de hospedaje. Martínez Amador indicó que no hay pruebas contra su madre. Señaló que Lozano Espíndola  suma ya seis citatorios que no ha acudido a comparecer ante el Juzgado Penal  de Playa del Carmen. Por otra parte, Martínez mencionó que la principal prueba en contra de su mamá son mensajes de texto escritos por el propio  Palazuelos, en la que le pedía que no lo extorsionara. Acusó que el actor cuenta con la protección del gobernador Roberto Borge y del procurador, Gaspar Armado García Torres. “Lo voy a decir directo: el gobernador y el procurador se hacen de la  vista gorda”. Señaló que la protección del gobernador a Palazuelos se ha extendido en medios locales que no quieren publicar información sobre el caso de su madre.

Comentarios