Acusan a esposa de alcalde de pedir cuotas a empleadas para no despedirlas

miércoles, 6 de marzo de 2013
COMONFORT, Gto. (apro).- Exfuncionarias del DIF de este municipio acusaron públicamente a la esposa del alcalde panista y presidenta de dicho organismo, Araceli Medina Sánchez, de pedirles una cuota económica a cambio de mantenerlas en sus puestos. Además, dijeron, favorece a una empresa de materiales de construcción que es propiedad de una colaboradora suya en la misma institución. Medina Sánchez ya había laborado antes en el DIF y fue regidora por el Partido Acción Nacional en el trienio anterior, con el alcalde priista Francisco José Ramírez Martínez. En conferencia de prensa, la exdirectora del DIF de Comonfort, Clara Guadalupe Flores Serrato, informó que interpuso una demanda por despido injustificado, acusada por la esposa del alcalde panista, Pablo Lópezportillo Rodríguez, de haber dispuesto de recursos públicos del organismo. En compañía de su abogado, la exdirectora se presentó ante los medios con otras tres empleadas del organismo que también fueron despedidas a fines de 2012, durante los primeros meses de la actual administración. “Existe también una demanda laboral por despido injustificado, con el expediente número 199/2013, en la cual estoy pidiendo mi reinstalación al puesto y la indemnización correspondiente”, explicó la exdirectora, y aseguró que solicitará al ayuntamiento que se haga una revisión minuciosa por parte de la Secretaría de la Función Pública “para que se sepa qué fue lo que pasó y por qué pasó”. Otra de las denunciantes, Irma Cortés Escamilla –quien se desempeñó como auxiliar contable–, sostuvo que la actual titular del DIF ha favorecido a una empresa proveedora de materiales de la construcción con domicilio en la comunidad de Empalme, de la cual es propiedad la subdirectora de la institución, Teresa Aguilar, además de que “pide diezmo a los contratistas y proveedores”. Cortés Escamilla precisó que la subdirectora “es comadre de la primera dama”. En tanto, la excoordinadora contable Rosalba Hortelano Campos dio a conocer que la presidenta del DIF le pidió 4 mil pesos mensuales (de su sueldo de 14 mil pesos) a cambio de mantenerla en su puesto. “Nos dijo que quería 20 mil pesos para ella, éramos cuatro los que le dábamos esa cantidad… hasta llegó a decirnos que metiéramos facturas de gastos”, aseveró. La exfuncionaria sostuvo que otros empleados de la dependencia que no se han atrevido a denunciar también recibieron este requerimiento de parte de la primera dama, por montos que ascienden hasta los 8 mil pesos al mes. Hace una semana, el Cabildo aprobó incrementos salariales solicitados por el DIF, en algunos casos de hasta 85%, “que seguramente son para seguir pidiendo cuota”, manifestaron las quejosas.

Comentarios