Amenazan a activista y defensor de migrantes en Tabasco

miércoles, 6 de marzo de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- “Dile a tu amigo Rubén que le vamos a dar piso, ya los contactos saben”. Esa fue la amenaza que le enviaron al activista y defensor de migrantes en la frontera sur, Rubén Figueroa, a través de un voluntario del albergue Hogar Refugio para Migrantes “La 72”, de Tenosique, Tabasco. El pasado domingo 3, alrededor de las 20:00horas, cuando el tren se alistaba para salir, Figueroa y el cura Tomás González, director del albergue, se dirigieron a las vías del tren localizadas en Tenosique, junto con un equipo de voluntarios. Esa noche, Figueroa detectó a una persona considerada como sospechosa de estar involucrada en los grupos delincuenciales que cobran cuota a los migrantes que entran por esa región de la frontera sur. Tan pronto como notó la presencia del sujeto, Figueroa lo reportó a sus acompañantes, quienes en ese momento se encontraban dialogando con otro grupo de migrantes. Tras el suceso, el lunes 4  el cura Tomás González impidió la entrada al albergue a esa persona que vieron en las vías del tren.  Le dijo que por seguridad de su equipo de colaboradores y de los migrantes, no podía tener acceso y le manifestó que incluso su vida podría correr peligro si era identificado como miembro de algún grupo criminal. “Ya sé, quien te dijo fue Rubén, ¿verdad?", dijo y se retiró, pero antes llamó a otro voluntario del albergue, a quien le ofreció dinero a cambio de que le confirmara si había sido Rubén Figueroa el que le había “puesto el dedo”. El voluntario dijo desconocer el hecho. Y el otro respondió: “No importa que no me digas, yo sé que fue Rubén, lo traemos entre ceja y ceja, dile a tu amigo Rubén que le vamos a dar piso, ya los contactos saben". Por temor a represalias se omitió el nombre del voluntario que recibió la amenaza para Rubén, pero tan pronto como ésta llegó al activista, éste decidió lanzar la alerta. No es esta la primera amenaza que recibe Rubén Figueroa. El pasado 30 de enero reportó que cuatro días antes le pidió a una persona que se retirara de “La 72”, y al siguiente día esa misma persona, se acercó la casa y le dijo: "Tú sabes cómo corre el agua, no debiste sacarme de ahí, más adelante en cualquier momento te va a pasar algo". De acuerdo con el padre Tomás González, las amenazas han sido reiteradas desde junio pasado sin que la autoridad actúe. “Hay sobradas denuncias, hay sobradas advertencias. Los migrantes y sus defensores están en peligro real e inmediato y sufriendo las terribles consecuencias del desinterés oficial. Se debe evitar que ocurra una masacre más para lograr que la autoridad reaccione”, dijo.  

Comentarios