Rechaza exgobernador priista acusaciones por "saqueo" a Tabasco

jueves, 7 de marzo de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La noche de este jueves el exgobernador priista Andrés Granier rechazó los señalamientos sobre desvío de recursos públicos, e incluso se dijo dispuesto a aclarar cualquier cuestión relacionada con el ejercicio de su gestión. También desestimó la acusación de su sucesor, el perredista Arturo Núñez, en el sentido de que no dejó documentación que respaldara el gasto público. En un desplegado que entregó a medios locales, y que se publicará este viernes 8, Granier Melo sostiene que "al término de mi gestión se dejó la documentación notariada en la Secretaría de Administración y Finanzas, en donde se demuestra y comprueba el uso de los recursos ejercidos en distintos programas". Asimismo, niega que haya dejado "cero pesos" en caja, como acusó Núñez Jiménez, al asegurar que los recursos disponibles en bancos suman más de 700 millones de pesos. También expresa su "total disposición de aclarar y acreditar --ante las instancias que correspondan-- todo aquello que tenga que ver con el ejercicio de gobierno que me tocó encabezar". Más aún, destaca en el documento su "total rechazo a la pretensión de involucrar a miembros de mi familia que nada tienen que ver con estos temas. "Siempre he sido consciente de los riesgos que tiene el ser un hombre público, los cuales asumo a cabalidad, como también el derecho a defender la integridad y dignidad de mi persona y de mi familia". Andrés Granier sostuvo que gobernó de "manera responsable" en los años más difíciles que ha vivido Tabasco, y recordó que la entidad perdió más de 57 mil millones de pesos a causa de los desastres naturales. Después de resaltar que en México y en Tabasco se vive en un estado de leyes, Granier Melo pide que sea a través de las instituciones donde se ventile "cualquier tipo de controversia, que también implica la conservación y el respeto irrestricto de los derechos fundamentales del ser humano". No obstante, advirtió que excolaboradores suyos, quienes sean llamados a declarar, "deberán comparecer de manera puntual para aclarar y responder por su desempeño". Previo a ese posicionamiento, el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, reveló hoy que la denuncia interpuesta por Arturo Núñez no incrimina a Granier Melo. La información fue confirmada por el propio Núñez y por el procurador estatal Fernando Valenzuela Pernas. Ambos declararon a la prensa tabasqueña que, “en principio”, el nombre de Andrés Granier no aparece en las denuncias penales que atrajo ayer la PGR. Luego de participar en el Coloquio Acceso de las Mujeres a una Justicia con Perspectiva de Género, Murillo Karam dejó en claro que la denuncia interpuesta ante la delegación de la PGR en Tabasco es contra funcionarios del gobierno anterior y que en ella no se cita de manera puntual al exmandatario priista. Asimismo, aclaró que la PGR no atrajo, sino trajo la averiguación correspondiente de su delegación en Tabasco, al carecer esta última de la infraestructura técnica para la realización de determinados peritajes, necesariamente previos a la delimitación de responsabilidades. Apuntó Murillo Karam que, en aras de la agilidad en el trámite de este asunto, habrá de requerir la colaboración del gobierno de Tabasco para recabar mayor información. En tanto, el líder nacional del PRI, César Camacho Quiroz, declaró hoy en el programa de análisis El Primer Café, de Canal 40, que la PGR debe indagar “a fondo” el desfalco de mil 900 millones de pesos de programas federales, ya que, advirtió, Granier Melo “le hizo daño a la población”. Por su lado, el procurador Fernando Valenzuela Pernas confirmó lo dicho por el gobernador Arturo Núñez de que, “en principio”, el nombre de Andrés Granier no aparece en las denuncias penales que atrajo ayer la PGR. “En efecto, no aparece como inculpado Andrés Granier Melo, pero eso no significa que no se sigan una serie de investigaciones y sobre todo las rutas de manejo de los recursos, pero será la PGR la que determine; acuérdense que en el caso de delito se sanciona la acción pero también la omisión”, señaló. En tanto, el gobernador Arturo Núñez reveló en un noticiero de radio nacional que la deuda pública de Tabasco asciende ya a 20 mil 100 millones de pesos, más de la mitad de los 36 mil millones del presupuesto de 2013. Informó que el delegado de la Secretaría de Educación Pública le dijo que el gobierno del estado no ha cumplido con los “paripasu”, la parte del presupuesto que tiene que poner el estado para que la Federación ponga su parte, lo cual suma 2 mil 400 millones de pesos. “Es decir, ya estamos hablando de 20 mil 100 millones de pesos de deuda”, incluyendo los 17 mil 700 millones ya mencionados, explicó. Núñez Jiménez citó como ejemplo de otro “fracaso” granierista el servicio de transporte urbano Transbus, que el gobierno pasado presumió “como el gran logro del sexenio”. “Lo cierto es que nos hemos encontrado una debacle, porque originalmente estaba previsto apoyar a quienes constituyeran una empresa con un subsidio para la adquisición de unidades; hoy tenemos que dar un subsidio para la operación de la empresa. Hasta eso resultó un fracaso”, condenó.

Comentarios