Presenta PRD paquete de reformas para despenalizar el aborto en Oaxaca

viernes, 8 de marzo de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- El marco jurídico de Oaxaca es “sexista y discriminatorio”, afirmó la secretaria de Equidad y Género del PRD estatal, Nancy Ortiz Cabrera, al presentar hoy al Congreso local un paquete de reformas legales para despenalizar la interrupción del embarazo hasta antes de la semana 12 de gestación. La perredista dijo que el marco jurídico en la entidad “discrimina gravemente a las mujeres y condena a miles a la muerte, pues es ciego a los derechos ya reconocidos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo”. Prosiguió: “Las mujeres de Oaxaca necesitamos una legislación que nos reconozca la autonomía y la capacidad de decidir sobre nuestros propios cuerpos, y que incorpore los estándares ya previstos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos en temas de salud”. Ortiz Cabrera explicó que su iniciativa incluye modificaciones al párrafo quinto del artículo 12 de la Constitución local, diversos cambios al Código Penal del estado y adiciones a la Ley Estatal de Salud. El aborto es, dijo, un asunto de salud pública porque su prohibición genera que las mujeres se sometan a ellos en condiciones inseguras: “miles de mujeres mueren cada año por esta causa, asesinadas por un sistema para en el que es más importante la palabra del Papa que la vida de las mujeres”. La dirigente perredista destacó que los abortos inseguros, generan complicaciones que pueden causar discapacidad o muerte y ocupan un lugar importante en la carga de enfermedad y en el presupuesto de los servicios médicos. Ortiz Cabrera citó datos de Conapo que hablan de 100 mil abortos inducidos en el país cada año (“274 abortos por día, al menos once por hora, uno cada siete minutos y medio”), pero advirtió que otras fuentes precisan que cada año se practican cerca de 875 mil abortos y que entre 100 y 400 mujeres mueren por complicaciones de un procedimiento mal realizado. Por lo que respecta a Oaxaca, añadió que resultados de encuestas sociodemográficas indican que la incidencia de aborto ha ido en aumento, pues en 1992 una de cada diez mujeres había experimentado un aborto (9.9%), proporción que ascendió a 11.7% en 1997, fecha de la última encuesta. La integrante del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) explicó que en su iniciativa busca que el concepto de aborto pase a ser la interrupción del embarazo “en cualquier momento de la preñez”. De esa manera, detalló, antes de las 12 semanas no se considerará aborto, sino interrupción del embarazo, que será legal con sólo la petición de la mujer. Agregó que la propuesta también establece la obligación del gobierno para hacer las intervenciones de interrupción legal del embarazo hasta antes de la semana 12, prevé que exista personal médico que no quiera practicarlas, e incluye las limitaciones a la objeción de conciencia. Despenalizar la interrupción del embarazo, expresó, permitirá que ésta se realice en mejores condiciones médicas y, con ello, disminuya de manera drástica el número de mujeres muertas durante y después de los procedimientos. Finalmente dijo que “el acceso a servicios de aborto legal y seguro es parte integral del derecho de toda mujer; negarlos pone en riesgo la salud y la vida de las mujeres y constituye una violación a los derechos humanos”.

Comentarios