Se pierden 100 mil cabezas de ganado por sequía en NL

miércoles, 10 de abril de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- En los últimos dos años de sequía, los ganaderos han perdido hasta 100 mil cabezas de ganado, por lo que les urge obtener recursos para sostener a sus animales, señaló hoy el presidente de la Unión Ganadera de Nuevo León (UGNL), Adrián de la Garza Tijerina. “Se ha perdido bastante, estimamos que en estos dos años de sequía hemos perdido unas 100 mil cabezas de ganado. No tanto que se hayan muerto. Algunas se han tenido que ir a otros ranchos de México o al sacrificio”, explicó hoy. En total, dijo, en la entidad debe haber unas 30 mil familias ganaderas, aunque no precisó cuál es el número de animales que tienen en conjunto. Durante la presentación de actividades de la próxima Expo Feria Ganadera de Guadalupe 2013, el dirigente de los productores pecuarios en la entidad rechazó hacer una estimación de los recursos que han perdido los empresarios en el campo, aunque afirmó que las mermas han sido sustanciales. “Es muy difícil estimar la pérdida porque hay que ver cuánto nos ha costado seguir manteniendo el ganado. Si una vaca come el 3% de su peso de alimento, y una vaca adulta se puede comer hasta 20 kilos diarios, a 4 pesos el kilogramo, que son 80 pesos diarios, en un mes son 2 mil 400 pesos, y si son seis meses ya te puedes comprar con eso diez vacas”, precisó. Después de que el gobierno estatal anunciara que ya tramita una declaratoria de desastre en la entidad para distribuir apoyos a los productores, De la Garza Tijerina dijo que no han sido anunciadas cantidades en metálico ni los recursos en especie que recibirán los productores afectados. “Lo que se ha dado en el pasado es apoyo de pipas para acarrear el agua, apoyo para combustible para lo mismo, e infraestructura hidráulica. No te resuelven el problema ahorita, pero sí para lo que viene. Nuevo León es un estado semidesértico y entre enero y abril hay muy pocas lluvias”, dijo. Aunque los apoyos aún no llegan, comentó que desde febrero, el gobierno estatal les ha ayudado con un programa de venta de suplemento alimenticio a mitad de precio, en una cantidad que ya alcanza las mil 500 toneladas repartidas. De la Garza Tijerina mencionó que  la deshidratación en el campo ha incrementado los consumos en el ganado. “Las temperaturas en abril son más elevadas. De hasta 40 grados, si antes el ganado tomaba 30, 40, 50 litros diarios, ahora toma 100. Si alguien podía con una pipa, ahora ocupa dos. Las presas cada vez, con los aires del sureste y el vapor, se les evapora el agua más pronto”, señaló. Nuevo León es una de las regiones más afectadas por la sequía. El estado tiene más de 30 meses con problemas de falta de agua, debido a que luego de la tormenta tropical Alex, que se abatió sobre Nuevo León el 1 de julio de 2010, no se ha registrado alguna precipitación significativa que eleve el nivel de las tres presas mayores, que actualmente se encuentran a un poco más de 30% de su capacidad en promedio.

Comentarios