Inicia gobierno de Tabasco depuración de "aviadores"

jueves, 11 de abril de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez dejará de pagar alrededor de 50 millones de pesos anuales por concepto de renta de aviones, como parte de la política de austeridad, ahorro y racionalización para reorientar el gasto hacia rubros prioritarios. El mandatario estatal aseguró que en este esfuerzo también se redujo la partida presupuestal asignada a la operación de la casa de gobierno, Quinta Grijalva, y se inició en dependencias estatales un proceso de depuración de “aviadores”. “En algunas secretarías se ha hecho recorte de personajes que no tenían una labor permanente, sino que servían, como decían pomposamente, para bajar apoyos presupuestales, que al final de cuentas era mapachería electoral”, manifestó. Núñez Jiménez precisó que este tipo de casos se detectaron en las secretarías de Educación y de Desarrollo Social, así como en el DIF-Tabasco. La austeridad, agregó, también alcanzará a los medios de comunicación tabasqueños, acostumbrados a recibir millonarios subsidios en los anteriores gobiernos priistas. “Quien crea que su medio puede subsistir sólo de la publicidad gubernamental, se equivocó de sexenio”, advirtió el gobernador, y reiteró que su administración dará todas las garantías a la libertad de expresión. “Garantías hay, lo que no hay es recurso, y aun si lo hubiera, no lo daría”, sostuvo, e insistió que quienes estén acostumbrados “a las vacas gordas, a un tratamiento superarchigeneroso en la publicidad gubernamental, lo van a resentir de golpe y porrazo, ahí está el cambio verdadero”. Núñez Jiménez puso en marcha el comité estatal intersecretarial para la instrumentación de la Cruzada Nacional contra el Hambre en Tabasco, y en posterior entrevista habló sobre la reasignación presupuestal emprendida en los primeros 100 días de gobierno. Dijo que este procedimiento se efectúa con márgenes estrechos de maniobra porque, acotó, “hay de todo: desde áreas que no tenían previsión presupuestal y ha habido que asignarles, como la alimentación en los penales, hasta otras que teniéndolo les resulta insuficiente”. Respecto de las amenazas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de emprender masivos cortes de luz a los casi 300 mil tabasqueños en “resistencia civil” de no pago del servicio por los altos costos tarifarios, desde hace ya 18 años, el gobernador urgió a la Federación a intervenir en el caso “antes que tengamos un problema grave que lamentar”. Expuso que aunque su gobierno ya planteó a la paraestatal una tregua para evitar cortes masivos y encontrar solución de fondo al problema de los adeudos, la CFE ha argumentado que “sólo va sobre los deudores de mayores ingresos que, montados en el tema de la resistencia civil, también han dejado de pagar”. Núñez Jiménez alertó que una política agresiva de cobros de la CFE podría generar “una enorme inconformidad social y riesgos para la tranquilidad pública de Tabasco”, y que su gobierno permanecerá vigilante para que estas medidas no afecten a las familias de escasos recursos. Señaló que la lucha por encontrar solución al problema de los adeudos y lograr tarifas justas es un movimiento de todos los tabasqueños, una causa de todos donde no importan niveles sociales ni formaciones políticas. “Como gobierno responsable, estamos interesados en que se resuelva el problema y propiciando que el gobierno federal entienda que la deuda histórica acumulada es impagable e incobrable”, resumió.

Comentarios