Al menos 150 policías estatales reforzarán seguridad en Cancún

lunes, 15 de abril de 2013
CANCÚN, Q.R. (apro).- El gobernador Roberto Borge acusó de “nula colaboración” y “de incapacidad demostrada” a las autoridades policiacas de Cancún; no obstante, anunció que 150 elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) reforzarán la seguridad en este destino vacacional. En tanto, en la zona sur del estado fue encontrado el cuerpo de una persona asesinada a tiros en la comunidad de Sacxán, a orillas del río Hondo, limítrofe con Belice. Según el director general de Servicios Periciales de la PGJ, Sergio Javier Gómez Izquierdo, la víctima fue identificada como David Baak May, de oficio hojalatero y residente en el poblado de Carlos A. Madrazo, quien recibió cinco impactos de proyectil de arma de fuego, dos de ellos en la cabeza y el resto en cuello y pecho. El anuncio de la incorporación de 150 elementos de la PEP en Cancún lo realizó Borge Ángulo luego de una escalada de violencia criminal en este destino turístico, en que en los últimos cuatro días sicarios del cártel del Golfo asesinaron a siete personas, previamente levantadas en un bar y asesinadas en un domicilio de una colonia popular. La Policía Preventiva Municipal (PPM) detuvo a seis personas, tres de ellas señaladas como directamente responsables, mientras que la Policía Judicial del Estado (PJE) arrestó a otro, que era el dueño de casa, la cual alquilaba, pero presenció al menos uno de los asesinatos. Sin embargo, Borge volvió a dejar en evidencia sus diferencias políticas con el alcalde de perredista de Benito Juárez (Cancún), Julián Ricalde, y arremetió contra la PPM, a propósito de los 11 homicidios, atribuidos a una célula del cártel del Golfo. “Ante la nula colaboración, vamos con todo con la Policía Estatal”, dijo el gobernador entrevistado de gira por Cancún. “Nos vamos a meter con todo en Cancún para reforzar ante la incapacidad demostrada”, insistió. También señaló que está en proceso de análisis de los candidatos a reforzar la PEP en Cancún. “Por lo menos nos vamos con 150 para arrancar. Estamos haciendo un análisis de qué elementos, qué perfil van a cubrir, del equipamiento. Vamos con todo”, dijo. El gobernador se quejó de que ha llamado por lo menos en cinco ocasiones al titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Cancún, Jesús Aiza Kaluf, pero éste no ha respondido y culpó de ello al alcalde Ricalde. “Tengo entendido que tiene órdenes del presidente municipal de que no tome ninguna llamada de algún funcionario estatal”, acusó. En franca contradicción, el procurador Gaspar Armando García Torres señaló que los 11 asesinatos de los últimos cuatro días, entre ellos el homicidio de siete personas en el bar La Sirenita, se deben “a fuerzas delictivas” que quieren tomar la plaza de Cancún. “Es un hecho que nos demuestra que hay un reacomodo de las fuerzas delictivas que quieren venir a tomar la plaza, son hechos lamentables y nosotros vamos con todo el peso de la ley para ir por esos delincuentes”, ofreció. García Torres señaló que las ejecuciones se deben al ascenso de nuevos jefes en el Cártel del Golfo, luego de la detención de quienes eran los líderes. Por la tarde, el titular de la PGJ dio una nueva rueda de prensa en la que anunció la detención de dos sicarios, quienes serían responsables del asesinato a martillazos de un joven, cuyo cuerpo fue encontrado el domingo 14 envuelto en una sábana en un lote baldío del fraccionamiento Tikal, en la Supermanzana 41. El funcionario estatal precisó que los detenidos son Erick Iván Pérez López, El Chaparro, de 19 años, y Adán López Bolaños, de 26, ambos de Cunduacán, Tabasco, y pertenecientes al cártel del Golfo, y la víctima era Cristian Herlindo Armas.

Comentarios