Urgen a Inmujeres declarar alerta de género en Guanajuato

martes, 16 de abril de 2013
LEÓN, Gto. (apro).- El Centro Las Libres envió al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) una petición para que declare la Alerta de Género en la entidad, debido a que en los feminicidios perpetrados en territorio guanajuatense se repite cada vez con más frecuencia la saña, la brutalidad, la misoginia y el desprecio por la vida de las mujeres.

Una joven que recibió 50 puñaladas mientras se encontraba laborando en una papelería, una niña de tres años que fue golpeada y quemada por su padrastro y una mujer a la que su marido roció “agua celaste” mientras dormía, son algunos de los casos incluidos en la petición.

De acuerdo con Las Libres, de 2010 a la fecha han sido asesinadas 166 mujeres en el estado, pero en los primeros cuatro meses de 2012 la proporción creció de manera alarmante.

El organismo refirió que mientras en los primeros cuatro meses de 2010 se cometieron 10 asesinatos, en el mismo lapso del presente año ocurrieron 24, es decir, 120% más. Sólo en las dos primeras semanas de abril, detalló, han sido asesinadas 10 mujeres, entre ellas una niña de tres años.

Al dar a conocer los pormenores de la petición –la segunda para Guanajuato–, la directora y representante del Centro Las Libres, Verónica Cruz Sánchez, hizo un llamado al gobierno federal para que la apruebe “y se efectúen acciones preventivas, tendientes a la seguridad y a la justicia para combatir y erradicar la violencia feminicida en los municipios del estado con mayor índice de feminicidios”.

Luego de señalar que el gobierno estatal sólo ha respondido a la presión mediática y social en estos casos, Las Libres subrayó que la Procuraduría General de Justicia de la entidad sólo consignó tres de los últimos casos de feminicidio conocidos públicamente, y seis en total desde que se tipificó ese delito en el Código Penal de Guanajuato.

La organización civil expresó sus dudas sobre otros homicidios cometidos anteriormente, “que cuentan con las características que exige el tipo penal de feminicidio y no fueron consignados como tal”.

Asimismo, destacó el notorio incremento en el número de casos, pues mientras el año pasado se reportaron 54 homicidios, en los primeros meses de 2012 el número casi llega a la mitad.

En Silao, la brutalidad mayor

Si bien León es el municipio que registra más asesinatos de mujeres (siete), Las Libres detalla que Silao es la localidad “donde se ha registrado la mayor brutalidad en los crímenes cometidos”.

Según el análisis de las estadísticas incluidas en la petición de Alerta de Género, una cuarta parte de las víctimas fueron asesinadas o encontradas en su domicilio. “Esto quiere decir que la casa sigue siendo el lugar más inseguro para las mujeres”, puntualiza el documento entregado a Inmujeres.

El resto de las víctimas fueron ultimadas en lotes baldíos, arroyos, caminos de terracería, cuartos de hotel o en su trabajo, y algunas más  encontradas en cajuelas de automóvil o en fosas.

El grupo de mujeres de 21 a 30 años de edad es el que registra el mayor número de víctimas, aunque en total las dos terceras partes tenían entre 11 y 40 años.

De los 24 homicidios cometidos en lo que va del año, en 13 de ellos se ignora quién o quiénes fueron los responsables. En otros siete casos las mujeres han sido asesinadas por sus parejas, novios o exnovios.

El gobierno de Guanajuato, advirtió la organización no gubernamental, ha incurrido en omisiones en la aplicación de parámetros del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, en el acceso a la justicia pronta y expedita, en garantizar los derechos de las mujeres y en sancionar a los responsables de los delitos cometidos en su contra.

“En este momento de emergencia, debido al aumento de feminicidios, el gobierno del estado de Guanajuato ha invisibilizado el problema, lo ha minimizado; su falta de sensibilidad social con la problemática ha hecho que, en lugar de asumir su responsabilidad y obligación gubernamental para resolverla, ha utilizado los recursos públicos para denostar la realidad”, puntualizó.

Asimismo, resaltó las carencias de una política con perspectiva de género en la investigación criminal, así como en la sanción a autoridades negligentes.

Verónica Cruz recordó las recomendaciones emitidas por la oficina del alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU al gobierno de Guanajuato por la situación de varias mujeres que fueron sentenciadas por haber abortado, y sostuvo que éste ha sido el estado del país con mayor resistencia a instrumentar una política a favor de garantizar los derechos humanos de las mujeres.

Comentarios