Padres de familia toman una escuela en Guerrero: exigen reanudación de clases

miércoles, 17 de abril de 2013
CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- Padres de familia rompieron las cadenas  que mantenían bloqueadas, desde hace dos meses, las puertas del Centro de Desarrollo Infantil 4, Octavio Paz, ubicado al oriente de esta capital. A las 10:00 horas una veintena de mujeres y hombres acordaron realizar esta acción para exigir a los docentes que no participan en el paro de labores impulsado por el magisterio disidente que se presenten a laborar. Lo anterior debido a que el paro de labores que comenzó el 25 de febrero está afectando principalmente a  los niños que ingresarán a primer año de primaria, señaló el padre de familia Ricardo Piza Luna. Desde el viernes, autoridades estatales están impulsando una campaña, mediática y de campo, para promover la reforma educativa impulsada por el gobierno federal y advertir a los padres de familia que el ciclo escolar puede perderse a consecuencia del movimiento del magisterio disidente que pretende reformar la ley estatal de Educación. Al respecto, el dirigente estatal de la CETEG, Gonzalo Juárez Ocampo, reprochó la actitud del gobernador, Aguirre a quien acusó de generar un ambiente de confrontación entre padres de familia y profesores. También advirtió sobre el riesgo de que la iniciativa de contrarreforma educativa, que el magisterio disidente elaboró y fue presentada ante el pleno legislativo por la fracción del PRD, sea modificada ante las presiones del gobierno federal Por ello, anunció que mañana estarán atentos al desarrollo de la sesión del Congreso estatal y demandó a los diputados locales postulados por la izquierda asumir el compromiso de aprobar la iniciativa cetegista. También responsabilizó al mandatario estatal en caso de que los diputados locales rechacen la contrarreforma educativa. Por su parte, más de mil policías federales y estatales estaban realizando prácticas de contención y confrontación en la aeropista de esta capital, ubicada al norte de la ciudad, donde se observaron tanquetas de disuasión, equipadas con dispositivos lanza agua. Un oficial federal dijo que se preparan para un posible desalojo en caso de que los profesores del magisterio disidente radicalicen sus protestas.

Comentarios