Apedrean a alcaldesa y a diputado panista en Yucatán

martes, 2 de abril de 2013
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El conflicto entre autoridades municipales y empresarios que desde hace varias semanas aqueja a Tinum, municipio donde se asienta la zona arqueológica de Chichén Itzá, recrudeció luego de que una turba apedreó a la alcaldesa Natalia Mis Mex y al diputado Francisco Chimal Kuk, ambos panistas. El tema de nuevo fue motivo de confrontación en el Congreso local, donde hoy panistas y priistas se acusaron mutuamente de “partidizar” el problema. Apenas la semana pasada, mediante la integración de una comisión mediadora de legisladores, el conflicto que estalló desde enero pasado comenzó a destrabarse con la entrega de las sedes del ayuntamiento que los detractores de la alcaldesa panista mantenían tomadas desde hacía varias semanas en Tinum y la comisaría de Pisté, donde se encuentra Chichén Itzá. Ayer, la alcaldesa fue apedreada por una turba que le salió al paso cuando intentaba entrar por primera vez al Palacio Municipal desde que éste fue recuperado. El legislador Chimal Kuk, que también fue atacado, expuso el caso en la tribuna legislativa. “Ayer a vista y paciencia de elementos policíacos se atacaron vehículos municipales, sacaron a relucir palos y piedras”, dijo Chimal Kuk, integrante de la comisión especial mediadora. “Desgraciadamente hay compromisos que no se han asumido… Este su servidor fue víctima de pedradas a su vehículo, y que solamente porque prácticamente salí huyendo no fui agredido físicamente”, expresó. Asimismo, denunció que ninguno de los 500 elementos de la policía estatal que fueron enviados a Tinum para mantener el orden intervino para garantizar la seguridad de las autoridades municipales y detener a los agresores. Chimal Kuk, respaldado por sus compañeros de bancada, pidió la comparecencia del secretario de Gobierno, Víctor Caballero Durán, a quien desde un principio los panistas han acusado de ser el artífice del conflicto. No obstante, el diputado priista Gonzalo Escalante Alcocer, presidente de la comisión especial mediadora, reprochó la polarización del conflicto por intereses partidistas que sólo buscan dividir. Recordó que “ni el Ejecutivo, ni la comisión en particular de esta legislatura son los encargados de solucionar el problema; son las partes involucradas las que habrán de conciliar y dirimir sus diferencias por medio del diálogo”. “En consecuencia, siempre debemos de manifestarnos en contra de la violencia como mecanismo de presión, la máxima tribuna del estado no puede ser utilizada para denostar o prejuzgar presumiendo o asumiendo la culpabilidad de una autoridad u otro ente político o social”, señaló. El priista añadió que por ello, “no podemos, ni debemos lanzar acusaciones a la ligera y de manera irresponsable que no hacen otra cosa más que atentar en contra del estado de cosas en favor del diálogo que hasta ahora ha imperado”. Empero, el también priista Rafael Chan Magaña acusó: “La autoridad municipal de Tinum no ha hecho la parte que como autoridad le corresponde, complicando así seguir avanzado en la resolución de los problemas de este municipio. “Esta controversia depende exclusivamente de las partes involucradas, siendo en este caso las autoridades de Tinum y los habitantes, por tal razón señalamos que no existe la intromisión de este conflicto por autoridad diversas, lo acontecido del día de ayer representa únicamente, como se ha sostenido desde el principio, un conflicto entre dos partes en el que no ha tenido cabida ni partidos políticos ni otra entidad pública”, añadió. En tanto, el vicecoordinador de la fracción del PAN, Víctor Hugo Lozano Poveda, llamó al gobierno estatal a “que hagan cumplir la ley, sin distingos”. “Estamos de acuerdo con ustedes compañeros del PRI, si hay quien agreda, que sea detenido y no que se mire con complacencia esa agresión; la ley no depende del criterio de particulares. La ley depende de su estricto cumplimiento, la ley no está a discusión”, dijo.  

Comentarios