Familiares de alcalde asesinado exigen avances en investigaciones

martes, 2 de abril de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Familiares del alcalde de San Juan Mixtepec, Fidencio Martínez Bautista, asesinado el 24 de marzo pasado, se quejaron del nulo avance de las indagaciones, y lamentaron que la Procuraduría General de Justicia del estado ni siquiera ha dado a conocer las líneas de investigación, durante un plantón frente al Palacio de Gobierno. El 20 de marzo, cuatro días antes de ser asesinado, a Martínez Bautista, que pidió cancelar la obra de modernización y ampliación del camino San Juan Mixtepec-Tlaxiaco, que Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) adjudicó a la empresa Ingenieros Consultores de Oaxaca S.A. de C.V, por la “mala calidad en la ejecución de los trabajos”, se le notificó que la obra le fue concedida al municipio, de acuerdo con documentos a los que Apro tuvo acceso. De acuerdo con el acta de la primera sesión extraordinaria y acuerdos del Comité de Regulación y Seguimiento (Corese) 2013, celebrada el pasado 20 de marzo, el edil solicitó ser el ejecutor de los trabajos porque “ya la población le exige avance en la obra, en virtud de que en dos años CAO como ejecutor estuvo en el mismo kilometraje y a estas alturas de 2013 el camino tiene baches y no está terminado (…)”. La cancelación de la obra generó un “pleito personal” entre la entonces delegada de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Concepción Rueda Gómez, y el director general de la empresa Ingenieros Consultores de Oaxaca, S.A. de C.V., Víctor Palacios García, donde Salió a relucir el exsecretario de Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano. El pleito se ventiló en las redes sociales y en desplegados pagados por la delegada de la CDI y un tío del exgobernador Diódoro Carrasco. Ahora, con la muerte del presidente municipal, la obra cuyo costo oscila en 18 millones de pesos, regresará a la CAO, dirección dependiente de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable del Gobierno del estado. El domingo 24 de marzo, el presidente municipal de San Juan Mixtepec, Feliciano Martínez Bautista, y el policía municipal Policarpo Remigio Rojas, fueron asesinados en una emboscada. Los hechos ocurrieron alrededor de las 2:30 horas del 24 de marzo en el tramo carretero Juxtlahuaca al Mesón de Guadalupe, a la altura de la desviación a Santo Domingo El Progreso, perteneciente a San Juan  Mixtepec. Según las diligencias ministeriales, la autoridad municipal de San Juan Mixtepec viajaba a bordo de una camioneta Nissan color vino, con placas del estado de Puebla, la cual volcó como consecuencia de la agresión. El edil de San Juan Mixtepec presentaba un impacto de bala en la cabeza del lado de la sien izquierda, mientras que el policía municipal Policarpo Regino, un balazo de AK-47 en el pecho, a la altura de la tetilla izquierda. Debido a que la autoridad judicial no ha revelado cuáles son las líneas de investigación a seguir sobre este asesinato, los familiares del presidente municipal de San Juan Mixtepec realizaron una protesta en el Zócalo para exigir justicia. Patricia Martínez Bautista informó que a 10 días del homicidio, el gobierno no ha rendido ningún informe sobre el doble crimen ni las líneas de investigación que lleva. Por tal razón, adelantó que ya enviaron una carta a la Organización de las Naciones Unidas. (ONU), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Penal Internacional, para que se atienda el caso de su familiar donde no se descarta cualquier línea de investigación.

Comentarios