Montan en Campeche megaoperativo para premiar al banquero Roberto Hernández

lunes, 29 de abril de 2013
CAMPECHE, Camp. (apro).- En un recinto cercado por la policía desde varias calles a la redonda, el gobierno estatal que encabeza el priista Fernando Ortega consumó esta tarde la entrega del Premio Campeche, en su primera edición, al banquero Roberto Hernández, acción que previamente provocó un fuerte rechazo entre la ciudadanía. En previsión de protestas contra el homenajeado, la Secretaría de Seguridad Pública estatal montó un espectacular operativo policiaco para proteger el Circo Teatro Renacimiento –declarado para la ocasión recinto oficial del Congreso–, que incluyó el cierre de varias calles y la instalación de filtros de acceso. El polémico empresario veracruzano, uno de los principales beneficiados con la privatización de la banca en el gobierno de Carlos Salinas y cuyo nombre hoy figura entre los más ricos del mundo, fue premiado por su “invaluable contribución al progreso” del estado. Inconformes con la entrega del galardón a Hernández Ramírez, a quien juzgaron “carente de calidad moral” para tal reconocimiento, los representantes de los partidos de izquierda no acudieron al evento, que además de las autoridades estatales fue presidido por la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu Salinas, enviada en representación del presidente Enrique Peña Nieto, y el titular de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa. En la ceremonia, que se prolongó más de dos horas y media, los anfitriones entregaron también reconocimientos a los representantes de los congresos de varias entidades que hace 150 años dieron su aval para el surgimiento de Campeche como estado, coyuntura que fue aprovechada por el líder de la actual Legislatura local, Édgar Hernández, y el gobernador para deslizar el tema del conflicto limítrofe que ahora libra con Quintana Roo. Después del discurso de agradecimiento que dirigió Hernández Ramírez, que en dos ocasiones equivocó su nombre al aludirlo, Ortega Bernés generó expectación en la concurrencia y en el propio homenajeado cuando, queriendo ilustrar cómo se aplica la justicia en Campeche, en una desatinada parte de su alocución sacó a colación una escena del usurero del Mercader de Venecia. Al término del evento, el propio mandatario impidió que Roberto Hernández pudiera ser entrevistado por los medios locales que, aunque alcanzaron a lanzarle un cuestionamiento sobre la polémica que generó su nominación al premio, se quedaron sin respuesta, pues ambos personajes prácticamente escaparon por la puerta trasera del recinto. “La gente no lo quiere, la gente sabe quién es y de su pasado de corrupción”, dijo posteriormente en conferencia de prensa el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano (Moci), Carlos Platas, quien recordó el repudio popular que causó la entrega del premio a Roberto Hernández. Y lamentó que los festejos por esta ocasión se hayan reducido a la clase política y la oligarquía de Campeche.

Comentarios